Log in

Cacau i Tramussos en directo

Imagen activa

La primera de las citas tuvo lugar en la tarde-noche de ayer, donde bajo el lema de "Las redes falleras" se ponía encima de la mesa los entresijos de la difusión de la fiesta fallera desde Internet.
La mesa estuvo moderada por Ferrán Martínez, experto internauta y moderador del portal (El Delincuente Fallero). Junto a él pudimos escuchar las opiniones de Albert Llueca (Falles de Sagunt), Carles Candreu (Distrito Fallas), Gabriel Aranaz (Delegado de medios de comunicación de JCF), José Cuñat (Ciberfallas) y Juanjo Puchol, responsable del portal de la comisión fallera www.santamariamicaela.com, así como al nutrido grupo de amigos que desde las mesas dispuestas pudieron intervenir en el coloquio.

La charla se inició con una referencia a los motivos de creación de cada uno de los portales invitados. En todos los casos se refirieron a la intención de difundir la fiesta como motivo principal de la aventura en la red, con las peculiaridades de cada uno de los portales. Desde Sagunto se ofrecía principalmente un vínculo de unión para las fallas de la comarca. Desde el distrito fallas de CAndreu se subrayaba la diferenciación de la información respecto a la noticia generalizada. Para José Cuñat, Ciberfallas les ofrecía una herramienta barata donde poder dar a conocer sus inquietudes. Desde JCF, Gabriel Aranaz se refería al portal de junta como la antigua pizarra de la puerta de los casales, anunciando nuevas secciones donde las fallas podrán incluir sus videos, recalcando que internet es la asignatura pendiente para muchas fallas.
Para Juanjo Puchol, responsable del portal de la comisión, la primera de las intenciones era ser una herramienta útil para la comisión donde estar informados del día a día.


Imagen activa

Tras esto el debate se centró en el mundo de los foros, siendo reconocidos por todos como una herramienta útil, pero criticando el anonimato en que se parapetan muchos cibernautas para faltar al respeto. Se generalizó la opinión de la gran falta de educación de "algunos" de los participantes a ellos, siendo los responsables del cierre en momentos determinados de algunos foros, así como de trasladar una mala imagen exterior de la fiesta.
Cambiando de tema se erigió como blanco de las críticas la web de JCF. Gabriel Aranaz tuvo que lidiar con opiniones diversas que referían a la constante utilización de la figura de la Fallera Mayor en la web, la poca difusión a las fallas del extrarradio de la capital, la necesidad de profesionalizar la delegación de medios, la poca premura en la actualización de informaciones como las clasificaciones deportivas, el no tratar la información como un gabinete de prensa sino como un medio de comunicación, o la excesiva información de carácter religioso vinculada al mundo fallero, entre otras.
El delegado de medios intentó librar como pudo cada uno de los temas, resaltando el carácter altruista del personal que compone la delegación, dejando en manos de la asamblea de presidentes la decisión de profesionalizar ciertos sectores de JCF. Aranaz dejó abierta la web de junta a todos aquellos que deseen mandar información, o el apoyó de la figura de la Fallera Mayor de Valencia como aliciente para difundir la información de diversos actos.
El delegado de medios aprovechó para pedir mayor respeto en los foros, y mayor coherencia en lo que se dice públicamente, haciendo mención a la necesidad de mayor profesionalización e implicación de los medios de comunicación y los periodistas del sector. Informando que ha tenido que negar la consideración de medios de comunicación a muchos que han llamado a la puerta de JCF solicitando acreditarse como tal por el simple hecho de disponer de una página web.
Surgieron otros temas sobre la mesa como la internacionalización de la fiesta, la poca difusión por parte de JCF de gran parte de legado cultural fallero o la diferenciación entre profesionales reconocidos legalmente, que se pueden juegar una querella si faltan a la verdad, o aquellos que amparados por el anonimato, el tono de su reclamo, o la reiteración de su mensaje, intentan hacer creer que se encuentran en posesión de la verdad.
En conclusión, más de dos horas de amena charla, donde se habló de fallas, de falleros, de su comportamiento, de la evolución de la fiesta por Internet y del deseo de una mejor y más objetiva difusión de esta.

Una buena iniciativa de los falleros de Santa María-Micaela, que esperemos se consolide. Por lo menos así lo desea su presidente, José Vicente Marco, que nos emplazó para después del verano en torno a unos Cacaus i Tramussos.

Canal Youtube

Canal Youtube

Publicidad