Error
  • required id
  • required category
  • required profile
  • required type
  • Error the gallery with an id of: 0 is not published
Log in

Y siempre seguirá siendo “aquel”

Paco López deja a un lado la sección Especial, pero con una advertencia: “Volveré”. De esta forma concluía un emocionante audiovisual que resumía en imágenes 10 años y 10 formas de enfocar la competición en la “Champions” fallera. La máxima de López Albert durante esta década de arte y composición ha sido dar lo mejor en cada obra, y con el resumen que se pudo ver anoche se concluye que así ha sido. La calidad que es marca de la casa en el obrador también lo es a nivel humano, y por ello el artista estuvo rodeado en su noche por aquellos que han compartido y comparten vicisitudes, taller, vida, obra y desvelos. Jacinto Muñoz, Paco Genestal, Carmina Hervás, Elena Esteban, Josep Albiñana, Eva Cuerva y tantos otros, además de Manolo García y su equipo, Pepe Puche, Marina Puche y Fede Ferrer entre muchos de los compañeros de armas de López Albert. Y compañeros también los hubo. Jordi Palanca, Javi Fernández, Juanjo Armengol, Venancio Cimas, Paco Sanabria y José Luis Ceballos estuvieron al lado de Paco en su noche, esa en la que pudo celebrar su despedida de la Especial con sabor a oro, a primer premio. Un orgullo que quiso compartir de forma significada con dos íntimos amigos que han sido apoyo y consejo constante para él. Así, Miguel Prim y Javier Tejero recibieron de manos del artista una réplica tanto del estandarte del primer premio de este año como del segundo premio de ingenio y gracia. Además, el equipo de taller de Paco obsequió a éste con un cuadro recuerdo de las diez fallas plantadas en Convento.

Entre los invitados vimos una representación de ese mundo que ha estado alrededor del artista durante estos años. Amigos, artistas, medios de comunicación y las Fallera Mayor de Valencia, Mª Pilar Giménez, y su Corte de Honor, de las que Paco López Albert fue jurado.

Y el resto fue fiesta y alegría hasta altas horas de la madrugada. La alegría propia de una fiesta como las fallas y de una celebración que puso el colofón a diez años de excelencia fallera. Eso sí, Paco López dice que sigue siendo “aquel”, como su ídolo, el cantante Raphael, y que volverá.

Publicidad