Log in

Félix Crespo hace balance de la Feria de Julio

El edil Félix Crespo ha subrayado esta mañana, durante la presentación de la valoración global de la Feria de Julio, que pese a las limitaciones, los recortes presupuestarios y la reducción del número de las actividades, “el Ayuntamiento sigue trabajando para que la Feria de Julio siga teniendo este atractivo que la hace singular”. Y es que, la edición de 2010 ha sido la de la consolidación de las grandes propuestas. Prueba de ello es lo que ha sucedido con ‘el Conciertazo’ a cargo de Fernando Argenta que este año se realizó en el tinglado número 2 del Puerto o los ya habituales conciertos de Viveros.

Los espectadores han vuelto ha acudir a esta cita ineludible en los Jardines del Real. Una media de 3.500 personas por concierto y cartel de ‘no hay billetes’ para las actuaciones de Deep Purple -6.000 espectadores-, David Bisbal y Pereza -5.500- ponen de manifiesto que “el Ayuntamiento se preocupa por traer a lo mejor del panorama musical”, ha manifestado el Concejal de Fiestas, quien ha insistido en que la Feria de Julio “está comenzando a calar en los principales productores”.

El público también ha respondido en este mes a la llamada de los museos, que recibieron una cantidad sorprendente de visitantes. En este sentido, Félix Crespo ha remarcado el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), que por primera vez se sumaba a esta iniciativa y al que acudieron 4.000 asistentes.

Por su parte, el Museo Histórico Municipal fue visitado por 3.500 personas –en la primera hora acudieron más de 1.000, ha destacado el Concejal de Fiestas-, mientras que el Museo de La Almoina fue la gran sorpresa al tener que cerrar sus puertas pasadas las 22 horas porque no quedaban entradas.

“Los valencianos han demostrado que la combinación de ocio y cultura es una de las apuestas que, desde la Concejalía de Fiestas y Cultura Popular y el Ayuntamiento, tenemos que ampliar a todo el año”, ha informado Félix Crespo.

Asimismo, el edil se ha declarado como un “auténtico defensor de la tradición en la Feria de Julio” y, por este motivo, ha expresado su orgullo al hablar sobre los castillos de fuegos artificiales –que contaron con la asistencia de 200.000 personas- y la Batalla de Flores. Un día antes, la “vespra” -como lo ha definido Félix Crespo- se llevó a cabo una actividad que había decaído, pero que se ha conseguido recuperar en 2010, con una notable participación -1.200 personas- y que fue el tradicional Sopar de la Punxà.

El concejal de Fiestas y Cultura Popular no ha querido dejar pasar la ocasión para agradecer y “reconocer el trabajo de todo el equipo que a través del Servicio de Fiestas y otras delegaciones, como la de Cultura, han hecho posible esta fantástica Feria de Julio”.

Canal Youtube

Canal Youtube

Publicidad