Log in

El Ayuntamiento crea la red ‘VIT Fallas’ para impulsar la tecnología e innovación entre los sectores vinculados a la fiesta fallera

“Pretendemos que nuestro tejido empresarial sea más moderno, más competitivo, más eficiente y más respetuoso con el medio ambiente, con el fin de mejorar sus líneas de trabajo”, ha informado la Edila, quien ha animado a la participación tanto a las universidades, como a los institutos de investigación y a las diferentes empresas”.

El proyecto, puesto en marcha por el Ayuntamiento de Valencia en colaboración con REDIT y la Fundación para la Innovación Urbana y Economía del Conocimiento (FIVEC), recoge la oferta integrada de servicios tecnológicos para el sector fallero con el objetivo final de mejorar la competitividad de esta industria tan arraigada en nuestra región.

La Concejala de Juventud ha subrayado que uno de los objetivos de esta iniciativa es “la promoción de la I+D+i en aquellos sectores vitales para las fallas, formando redes donde compartir conocimientos y tecnologías”. Y es que, “estamos hablando de calzado, pintura, madera… muchos subsectores que se ven afectados por esta fiesta valenciana”, ha explicado Beatriz Simón.

El sector fallero no es ajeno a la crisis. De hecho, esta industria necesita ahora más que nunca innovar para fortalecer su negocio, hecho por el que, ha informado la Concejala, “les proponemos desarrollo tecnológico y oferta formativa”.

Ha recordado, además, que esta iniciativa, que ya está operativa en la web (www.vitfallas.es) se suma a las ya existentes redes de cooperación y transferencia de tecnología y conocimiento: VIT Salud, VIT Urbana y VIT Energía.

 

Mejora de las fallas

“Es de agradecer que se acuerden de las fallas desde el punto de vista de las tecnologías”, ha reconocido el Concejal de Fiestas y Cultura Popular, Félix Crespo, al tiempo que aseguraba que “el fin común debe ser mejorar las fallas y la ciudad”.

Félix Crespo ha destacado los cerca de 100.000 falleros y falleras que trabajan activamente por y para esta fiesta valenciana. “Este año, las fallas costarán 300 millones de euros y, en este sentido, somos conscientes de que cada vez tienen un papel más significativo”, ha argumentado el Concejal, quien ha concluido que “esta iniciativa hace que tomemos conciencia, también desde este mundo, de la importancia de las nuevas tecnologías”.

Por su parte, el Presidente de REDIT, Damián Frontera, ha destacado que con colaboraciones como la llevada a cabo en esta ocasión con el Ayuntamiento de Valencia, “se demuestra que las empresas tienen en los Institutos a sus aliados tecnológicos para ganar competitividad, al tiempo que contribuimos todos juntos a crear una mayor riqueza en la economía de nuestra región”.

Publicidad