Log in

Acordado por unanimidad el texto que regulará los casales falleros

Castellano se ha reunido esta mañana con los representantes de las Juntas Locales Falleras para darles a conocer el contenido de este Decreto, que ha sido muy consensuado con todas las entidades festeras y colectivos que pueden verse afectados por este texto, como son las asociaciones de Moros y Cristianos, Fogueres, representantes de las fiestas de Semana Santa, Gaiates, federación de Colles, Dolçainers i Tabaleters, y de las Fallas, entre otras, y que estará listo para su aprobación por el Consell entre el mes de febrero y la primera quincena de marzo de este año.

En este sentido, Castellano ha explicado que diferentes organismos y asociaciones han presentado un total de 16 alegaciones y ha señalado que la mayoría de ellas se han tenido en cuenta, de manera que el objetivo principal que se persigue con es este Decreto es “compatibilizar el derecho al ocio y al descanso, pero también velar por la seguridad de los propios festeros, y realizar una regulación de este tipo de locales”.

En concreto, el Decreto establece una tipología en función de la actividad que desarrollen estos locales que pasarán a denominarse “sedes festeras tradicionales”.

 

Tres tipos de casal

Castellano ha explicado que la primera de estas tipologías se denominará Sede Festera de Tipo A, y englobará a los locales en los que únicamente se realicen tareas administrativas, de manera que no necesitarían solicitar licencia de apertura y tampoco se les aplicaría la Ley  4/2003, de Espectáculos Valenciana.

En segundo lugar, Sedes Festeras Tipo B, no abiertos a la pública concurrencia, que sin ser considerados como establecimientos públicos podrían realizar actividades lúdicas y de ocio dirigidas únicamente a los miembros de la comisión. Por ejemplo, estas sedes de Tipo B podrán realizar reuniones y comidas de hermandad, ensayos de presentaciones, preparación de cabalgatas, actividades infantiles o campeonatos de juegos de mesa, entre otras.

Y por último, las Sedes Festeras Tipo C abiertos a la pública concurrencia, que estarían abiertos, habitual u ocasionalmente, al público general y por lo tanto estarían sujetas a la Ley de Espectáculos y, por lo tanto, necesitarán contar con licencia de apertura.

Respecto a los horarios de estas sedes festeras, el conseller de Gobernación ha matizado que por primera vez se delimita la competencia, de manera que en los dos primeros casos el horario lo determinará el ayuntamiento, y en el tercero, los de Tipo C, el horario estará sujeto a la Ley de Espectáculos de la Generalitat, sin perjuicio de que en las fiestas patronales el ayuntamiento pueda ampliar de manera excepcional el horario en una hora más.

Además, se creará un Registro de sedes festeras así como un Consejo de Fiestas Tradicionales “con el fin de poder buscar entre las partes la mejor solución a aquellos conflictos que se pudieran producir, así como la adhesión voluntaria al Sistema Arbitral de Consumo para evitar la conflictividad judicial”, ha asegurado el conseller.

Por último, el conseller ha indicado que al igual que ya se hizo en el caso de los casales falleros, del que la conselleria ya cuenta con un registro detallado, los ayuntamientos de la Comunitat Valenciana tienen un plazo de un año para hacer llegar a la conselleria una relación de todas las sedes festeras para crear el primer registro pormenorizado de las actividades que realizan.

“En definitiva, con este Decreto se da por primera vez un reconocimiento jurídico a nuestras fiestas tradicionales para cumplir el objetivo de que la tolerancia y el respeto primen en este tipo de festejos que cuentan con un gran arraigo en la Comunitat y que conforman una de nuestras señas de identidad”, ha concluido Castellano.

Foto: Generalitat Valenciana

Canal Youtube

Canal Youtube

Publicidad