Log in

La Exposición del Ninot abrió sus puertas

alt

Las falleras mayores de Valencia, Laura Caballero y Carmén Monzonís, acompañadas por la alcaldesa de la ciudad, Rita Barberá, el concejal de fiestas y cultura popular, Félix Crespo, y el director de Nuevo Centro, Alfredo Tell, y David Mascuñán, jefe de relaciones externas del centro comercial, procederían al tradicional corte de cinta tricolor con el que quedaba inaugurada la Exposición 2011.

alt

La extensa comitiva consistorial y allegados a esta, precederían a las máximas autoridades y las cortes de honor en una visita que se dilataría en el tiempo, sufriendo diversos cortes la serpiente multicolor que ziczagueaba entre los trabajos presentados por comisiones/artistas.
alt

Una Exposición que ha ganado enteros en su visión general. Todas las categorías ofrecen la posibilidad de disfrutar con algún detalle digno de mención. Quizás podemos entender que el único lugar donde se ha mantenido o disminuido, no la calidad sino la fuerza del impacto visual o satírico, ha sido en la máxima categoría adulta. Caso contrario sucede en la sección especial infantil, donde la muestra de trabajos presentados alcanzan un nivel simplemente magnífico.
alt

El recorrido se dilataría con la siempre entretenida recreación con algunas de las apuestas falleras, así como con la gran cantidad del gentio congregado. La carpa se queda pequeña y quizás debamos aspirar a más metros para el disfrute colectivo de la insigne exposición fallera.

Respecto a la polémica suscitada con el ninot presentado por la comisión General Llorens-Dr. Marco Merenciano,  todo ha quedado olvidado, y ni círculos ni telas, el trabajo realizado por Jordi Palanca ha quedado expuesto sin reprobación alguna.

alt

Al término del recorrido llegaría la presentación oficial del Libro Fallero 2011. Jorge Guarro, vicepresidente responsable de esta área, daría a conocer los pormenores del trabajo realizado para el presente ejercicio, y que además de las secciones habituales realiza un monográfico sobre la indumentaria valenciana, junto a un cariñoso recuerdo a algunos grandes falleros que nos dejaron el presente ejercicio.

alt

La septuagésimo segunda edición nos presenta un monográfico donde se recrea la indumentaria popular valenciana entre los siglos XVIII y XIX Todo ello bajo la supervisión de Victoria Liceras y la coordinación de Manuel Villaplana y Javier Mozas, adentrándonos en temas diverso desde la introducción de la sedería en Valencia, hasta el nacimiento de la indumentaria festiva.

alt

Todo ello adrezado con fotografías de personas, azulejos, cesiones de particulares o fondos museisticos de la talla del Museo Nacional de Cerámica González Martí, el Colegio del Arte Mayor de la seda, o el Museo Municipal de Requena, entre otros. Quizás a primera vista sea aquí donde podemos echar a faltar algunas de las grandes joyas que alberga el Museo del Traje de Madrid, y que puede ser actualmente el mayor centro museístico del país en este terreno, exponiendo de forma permnente ropajes que evidencian la evolución mozárabe en el atuendo popular valenciano.

alt

Con todo esto no queda más que recomendar la visita fallera a la Exposición del Ninot, así como la adquisición del Libro Fallero 2011, donde el trabajo realizado merecerá prestarle gran atención y lectura pausada, para poder disfrutar de todo lo allí expuesto.

 

alt

 




Publicidad