Log in

Exaltación de la Fallera Mayor Infantil de Valencia

Autor:
/18
Fotos: J.Fontán

El Palau de la Música ha sido testigo esta tarde de la exaltación de Claudia Villodre como Fallera Mayor Infantil de Valencia de 2014

El futuro de la fiesta recibió en la tarde del sábado 25 enero a su reina infantil, a la niña que ha de representarlos durante este año 2014, Claudia Villodre.

La tarde comenzó, como es habitual, en el Ayuntamiento de Valencia, desde el que la comitiva se dirigió al Palau de la Música en siete modelos antiguos de automóvil. Un Renault Vivasport de 1935; un Mercedes Benz 220 Saloon de 1953; un Bentley 4 ¼ del año 1936; un Rolls Royce 20/25 del año 1934; un Kissel 73 Six del año 1929 condujeron a las niñas de la Corte de Honor, y un Rolls Royce 25/30 del año 1938 fue el coche que trasladó a la Fallera Mayor Infantil de Valencia, acompañada por el concejal de Fiestas y Cultura Popular, Francisco Lledó, y el mantenedor de este señalado acto, Alejandro Monzonís, director del Colegio Iale y padre de la Fallera Mayor Infantil de Valencia 2011, Carmen Monzonís.

Los más de 35 músicos de la Escola de Tabal i Dolçaina de la Junta Central Fallera y las salvas recibieron a las pequeñas representantes de la fiesta, que entraron en el hall del Palau de la Música.

Claudia, que lucía el espolín Fallera Mayor Infantil de Valencia en color Crema Caramelo, tejido por Garín 1820, fue recibida por la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá; la presidenta del Palau de la Música, Mayren Beneyto, y la consellera de Educación y Cultura, María José Catalá.

Ya en la sala Iturbi, dio comienzo el espectáculo de este año, el famoso CantaJuego. Con más de cinco años de trayectoria, CantaJuego ha realizado cerca de 500 funciones en toda España desde 2007, en las que cantar y Jugar de manera divertida y visualmente impactante, permite a los niños y niñas educar el oído, desarrollar el sentido rítmico, la voz, el movimiento, el gesto y la expresión corporal, aumentando la confianza en sí mismos, la autoestima, y el bienestar personal.

A través de temas musicales como "A divertirse", "Cosquillas", "Esta mano quiere jugar", "Sol solecito", "El auto de Papá", “A mi burro”, “Chuachuá”, “Chindolelé”, “La Taza” y la “La Mané” entre otros muchos, pusieron las notas musicales de la primer parte de la tarde.

Las notas de “El Fallero” dieron paso a la segunda parte del acto, la más esperada y para la que todo el mundo ya estaba expectante. Inmediatamente, la voz en off de Rafael Martí Monforte anunció la presencia de la Corte de Honor en la sala.

En el escenario, el concejal de Fiestas, Francisco Lledó, esperaba la llegada de cada una de las componentes de la Corte por los pasillos laterales. De esta forma recibieron sus bandas acreditativas Lucía Clemente Vicente, Susana Moreno Adrián, Laura Bueso Goriet, Celia Navarro Compañ, Marta Pascual Forment, Alicia Torres Gámez, Paula Marín Navarrete, Patricia Cañestro Abellán, Patricia Simarro Moreno, Laura Vilana García, Andrea Hernández Andrés y Nuria Belenguer Jiménez.

También en esta jornada es importante el trabajo de los indumentaristas oficiales de JCF, que aportan su labor artesana en los trajes y complementos que lucen las representantes de la fiesta. El espolín de Claudia, obra de Garín; las telas de la Corte de Honor Infantil de Entretelares; los trajes de Josep Corts; los aderezos de Art Antic; las manteletas de Artesanía Viana; las medias de Elvira Bella; las peinetas de Castelló y Castello; los abanicos de Ana Muñoz; los zapatos de Solepiel; las bandas de la Fallera Mayor Infantil y la Corte de Honor, de Artesanía Llobe; las joias de Isidro Calvete; los pañolones de Camilo Miralles, los blusones de Alan Indumentaria y los cancanes La Llar del Fil.

Y Claudia brilló con luz propia. Los sones de la suite compuesta por Grau Vergara y la entrada de los maceros notificaban a Valencia que los pasos de su Fallera Mayor Infantil se dirigían al escenario, acompañada por la alcaldesa, quien a continuación le impondría la banda y la joia que certifican su condición de reina infantil de las Fallas.

Los pajes fueron Daniela, la hermana de Claudia y su primo Enzo. Ellos fueron los encargados de entregarle los atributos de Fallera Mayor Infantil, portar las flores y de colocarle el cojín bajo sus pies.

El tributo floral en forma de canastillas seguía en el orden establecido, y con ellas a visita de las representantes infantiles de las fiestas hermanas, la Reina Infantil de las Fiestas de la Magdalena de Castellón, Beatriz Iturralde Cubertorer, y la Bellea del Foc Infantil, Martha Herrador Cumbres.

Concluida la ofrenda floral, tomaba la palabra el mantenedor. Alejandro Monzonís es director general del Grupo Educativo Iale-Elians; patrono de la Fundación Valenciana de Estudios Avanzados; presidente de ACADE de la Comunidad Valenciana y miembro de la Ejecutiva Nacional; miembro de la Ejecutiva del Colegio Oficial de Pedagogos y Psicopedagogos de la Comunidad Valenciana y miembro de la Directiva de ASEPROCE , asociación de cursos en el extranjero.

Monzonís comenzó su discurso diciendo a Claudia que “llenamos este Palau de la Música, convertido en el mejor escenario que una reina pueda soñar, para rendirte homenaje, mostrarte nuestra admiración, y conseguir que sientas todo el cariño de los niños y niñas valencianos y falleros”.

A la Corte de Honor les pidió una cosa, “no dejéis sola a vuestra Fallera Mayor, ella os va a necesitar, porque habrá momentos en los que físicamente no os tenga cerca, pero sentirá vuestro cariño con sólo una mirada, porque la unión y la complicidad entre vosotras va a ser su máximo apoyo”. También enumeró las características que hacen especiales a cada una de las niñas que componen la Corte de Honor

Y después de pedir a los presidentes y falleras mayores infantiles asistentes que manifestaran quiénes deseaban ser presidentes y falleras mayores de sus comisiones, pidió un aplauso para los falleros infantiles. “Todos y cada uno de los falleros que hoy nos acompañan son importantes en el puzzle infantil de nuestra fiesta, me atrevería a decir que si hoy hubiera faltado alguno en este Palau, el puzzle hubiera estado incompleto. Y por eso, Claudia, su Corte y un servidor hemos hecho un pacto, ellas quieren agradeceros vuestro trabajo y esfuerzo en pro de las fallas y como sería muy complicado y muy largo daros un beso a cada uno, os quieren dedicar este cariñoso aplauso”. Y aplaudieron a los asistentes. En resumen, un acertado discurso.

Como es tradicional, con la interpretación de los himnos y el ramillete de fuegos artificiales a cargo de Vicente Caballer, concluía el acto, trasladándose toda la comitiva a la Real Basílica para la ofrenda a la Mare de Déu dels Desamparats.

Publicidad