Log in

Así fue la primera Asamblea de Pere Fuset

Asamblea 02

Con gran expectación se aguardaba la primera Asamblea de Presidentes con Pere Fuset como presidente de la Junta Central Fallera en la mesa. Y antes de la medianoche  concluía ese primer acercamiento donde el diálogo fue la nota dominante. 

Comenzaba la Asamblea y lo hacía con agradecimientos y recuerdos, estos para la figura de Miguel Gil, quien fuera vicepresidente de JCF, recientemente desaparecido.

La grada, hasta la bandera. Lleno total en el hemiciclo para asistir a esta asamblea, y con alguna nota curiosa, como el presidente que decidió sentarse al abrigo de una Real Senyera, visible para todo el mundo.

Fuset, como ya hizo en el pleno, no marcó distancias y quiso diálogo desde el primer momento. Manifestó su intención de ser un presidente “ni omnipotente ni omnipresente”, abogando por la participación y la corresponsabilidad, por la participación de todos los actores festivos en el devenir de la propia fiesta. “Tenim el repte de fer pinya”, dijo, al referirse a la unión de todas las partes para el bien de las Fallas.

El edil de Cultura Festiva quiso también enviar a los presidentes un mensaje de “tranquilidad” ante la cantidad de “literatura” alarmante vertida en las redes sociales y en otros medios. La verdadera voluntad es la de realizar los cambios que sean necesarios pero a mejor y desde el diálogo, según palabras del propio Fuset, que manifestó su deseo de leer “titulares positivos”, sobre todo en la prensa generalista al respecto de las Fallas.

Por otra parte, la declaración de las Fallas como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad ha quedado fijada desde ya como uno de los objetivos de su gestión. Y el diálogo la piedra angular de su mandato.

Debutaron en la “mesa” del hemiciclo tanto presidente como vicepresidentes, secretario general y secretario de actas. Una mesa que seguramente cambiará de lugar en próximas sesiones. Y es que fue Fuset quien anunció que para una mayor operatividad se estaban planteando otras ubicaciones para llevar la Asamblea de Presidente, dejando ya para la historia la celebración de las reuniones en el Ayuntamiento de Valencia. El Centro Cultural La Pechina se perfila como uno de los lugares con mayores posibilidades para ello.

La noche ofreció varios adelantos de noticias en ciernes de ser realidad, todos al hilo de las preguntas de los presidentes. La asistencia del alcalde de Valencia, Joan Ribó, a la Asamblea en próximas fechas y la creación de un programa de asesoramiento fiscal para las comisiones desde la Junta Central Fallera fueron algunas de ellas, pero la que sin duda llamó más la atención fue la apertura del balcón a las comisiones  falleras, e incluso a cualquier valenciano, durante las mascletaes de Fallas mediante sorteo.

El asunto de la disolución de la falla Ros Casares fue explicado por el vicepresidente del Área de Incidencias, Javier Tejero, dando detalles exhaustivos sobre el proceso.

En cuanto a fechas, la del 26 de septiembre, como se afirmó en el Pleno, es la elegida para la elección de las Corte de Honor y Falleras Mayores de Valencia en la Fonteta. Y en el apartado de novedades se destacó la venta online de palcos para la Batalla de Flores.

De esta forma la primera Asamblea de Fuset finalizó emplazando a después del verano la reanudación de las sesiones. ¿Dónde? De momento es una incógnita.

Publicidad