Log in

Alicia y Sofía, falleras para la historia

La primera máxima representante de la fiesta llegada desde una comisión de Quart de Poblet, y las primeras Falleras Mayores nombradas por un alcalde, y no alcaldesa, desde hace muchos años. Alícia Moreno y Sofía Soler han comenzado su reinado haciendo historia.

Autor:
/13

A las 19:30 horas comenzaba en el hemiciclo del Ayuntamiento el nombramiento de las Falleras Mayores de Valencia. Y por primera vez desde hace lustros, era otra la voz que comunicaría a las elegidas el veredicto. Joan Ribó se estrenaba en el momento icónico del teléfono, y lo hacía visiblemente emocionado. El acalde no sólo ha llamado, sino que también ha visitado los domicilios de las elegidas nada más concluir el protocolo en el edificio consistorial.

Ribó, tras un momento de incertidumbre al abrir antes el sobre de la elegida como Fallera Mayor que el de la Fallera Mayor Infantil, rectificaba al instante y comunicaba primeramente la decisión del jurado, en primer lugar a Sofía Soler Casas, de 11 años de edad, de la falla General Asensio-Marqués de Solferit, del sector Quart de Poblet-Chirivella. Un hecho histórico, ya que si bien sí que había habido anteriormente Falleras Mayores de pedanías de la ciudad, caso de Ana Belén Ferrer Chardí, de El Palmar, es la primera vez que la banda y la joia se van a un municipio que no es Valencia, en este caso Quart de Poblet.

Autor:
/18

Alicia Moreno Morales, de 30 años y componente de la falla Álvaro Lope-San Juan de Dios, del sector Malvarrosa-Cabanyal-Beteró, es la Fallera Mayor de Valencia. Y no una llamada, dos, han sido las necesarias para que el primer edil y Alicia pudieran mantener una breve conversación. Lo impetuoso del primer arranque de felicitaciones familiares dejó dando tono el teléfono, llegándose a escuchar en el hemiciclo la inoperatividad momentánea del teléfono.

Hay que señalar que Alicia trabaja para una firma deportiva de primer nivel, en el departamento de marketing, y Sofía estudia 6º de Primaria en el colegio Purísima Concepción.

Autor:
/8

En ambas casas se armaba el tradicional revuelo mediático de estas ocasiones. Entrevistas, fotografías, flashes y mucha alegría por parte de las familias de las elegidas. En casa de Sofía, sus padres atendían a la prensa y destacaban las cualidades y la naturalidad de la pequeña, que no dejaba de contestar las preguntas de la prensa, eso sí, jugando de forma nerviosa con la pequeña pulsera de perlas que lucía. A un lado le acompañaban los centros de flores que instituciones y organismos festivos le habían hecho llegar, caso de la Generalitat Valenciana o la Federación de Fallas de Sección Especial.

Ferran, su hermano pequeño, de 6 años, jugaba con el smartphone en uno de los sillones mientras su hermana nos atendía y nos contaba cómo había pasado el día hasta ese momento, lo contenta que estaba y que esperaba con mucha ilusión la proclamación, las mascletaes y la Crida “porque este año parece que van a dejar hablar un poco a la Fallera Mayor Infantil”. La pequeña, además, es músico -toca el oboe-, gimnasta y una ágil conversadora.

En casa de Sofía hay que destacar un instante que retrata, con todas las de la ley, la incomprensión que genera el mundo de las Fallas. Entre la alegría, el ir y venir y las felicitaciones, un vecino se ha presentado en la casa para quejarse en ese momento al padre de la niña nombrada Fallera Mayor Infantil de Valencia del escándalo que estaba formándose, el cual no le dejaba descansar, ya que necesitaba levantarse a las 5:30 de la mañana. Eran, en ese momento, las 21 horas en punto.

En cuanto a Alicia, la anécdota la ponía el Skype, medio por el que el padre de la nueva Fallera Mayor de Valencia ha acompañado a su hija desde Colombia por motivos laborales.

En su domicilio, al igual que en el caso de Sofía, ha recibido al alcalde y al concejal de Fiestas, así como al secretario general de la JCF y los vicepresidentes de la directiva. Y después el mismo ritual repetido en ambos domicilios, con la recepción, en primer lugar, de los jurados de Corte de Honor y Fallera Mayor.

Las llegadas de las, ahora sí, Cortes de Honor, ha sido emotiva y única, ya que por fin hemos visto completos, con nombres y apellidos, los grupos de niñas y jóvenes que serán las 24 compañeras de viaje de Sofía y Alicia.

También ha habido momento para el adiós y el hola, en este caso con la presencia de Estefanía López, María Donderis y sus Cortes de Honor en los domicilios de las elegidas. Las enhorabuenas, los regalos y las respectivas “mascotas” de este año llegarían después.

Mañana a las 19 horas el Ayuntamiento de Valencia será testigo de uno de los momentos más bonitos, la proclamación de Alicia Moreno y Sofía Soler como Falleras Mayores de Valencia.

Publicidad