Log in

Martínez Tormo acusa a J.M. Fernández “de ejercer un mecanismo de presión”

El Secretario General de Junta Central Fallera, José Martínez Tormo, replica a Juan Manuel Fernández (Me Encanta) explicando su negativa al interpretar que facilitar la gratuidad de un museo de la ciudad por parte de JCF supondría “un trato de favor a una empresa privada” frente a la visión de divulgación cultural que esgrimía la empresa Antigüedades Me Encanta, acusándolo de “ejercer un mecanismo de presión”

La rueda de prensa ofrecida en la mañana de hoy por los responsables de la firma Antigüedades Me Encanta donde mostraba su malestar por el trato recibido por el Secretario General de Junta Central Fallera, ha tenido su posterior turno de réplica por parte de José Martínez Tormo. El Secretario General realiza en su comunicado una exposición cronológica de los hechos acontecidos a su juicio, explicando las razones por las que le llevaron a negarse a la petición de la firma al interpretar que facilitar la gratuidad de un museo de la ciudad por parte de JCF supondría “un trato de favor a una empresa privada” un hecho contrario al que planteaba en la mañana de hoy Juan Manuel Fernández quien pretendía realizar un “documental” en el que dar a conocer la riqueza e importancia de los encajes en el siglo XVIII.

Martínez Tormo déjà también constancia de “su repulsa ante la intención por parte del responsable de la firma comercial de implicar a terceras personas (especialmente con alusiones emocionales y personales), en lo que se interpreta como una forma de ejercer un mecanismo de presión”

LogoJCF 01

SECRETARÍA GENERAL

COMUNICADO DE PRENSA

Ante la información publicada en el día de ayer por algunos medios de comunicación, y ante las declaraciones realizadas en el día de hoy por Juan Manuel Fernández Déniz, responsable de la firma “Antigüedades Me Encanta”, esta Secretaría General de Junta Central Fallera se ve obligada, en aras de la información pública, del contraste de información y del derecho a réplica, a hacer públicas las siguientes aclaraciones:

En un tiempo entre mediados del mes de septiembre y principios del mes de octubre, los indumentarias oficiales de la Fallera Mayor de Valencia y su Corte de Honor se ponen en contacto con esta Secretaría General indicando que el responsable de la firma “Antigüedades Me Encanta” se ha ofrecido a regalar un juego de encajes antiguos como complemento al primer vestido oficial de la Fallera Mayor de Valencia y su Corte de Honor, y que desea figurar como colaborador oficial de Junta Central Fallera en la indumentaria de las Falleras Mayores y sus Cortes de Honor. Desde la Secretaría General se indica a los indumentaristas que los colaboradores en el tema de la indumentaria han sido ya confirmados y que no resulta ortodoxo incluir nuevos colaboradores una vez ya iniciado el proceso. Una vez valorado conjuntamente con la indumentarista lo que supondría su inclusión en el vestido oficial, aumentando la calidad, belleza y acabado final del traje, esta Secretaría General indica a la indumentarista que valoraría la idoneidad de la inclusión de la firma “Antigüedades Me Encanta” como colaboradora en la indumentaria, pero que debían ser los propios responsables de la firma quienes se ofrecieran a Junta Central Fallera.

Aproximadamente dos semanas después, una de las dos empresas encargadas de la confección de los vestidos de la Fallera Mayor Infantil de Valencia y su Corte de Honor, en concreto los responsables del segundo vestido oficial, indican a esta Secretaría General el ofrecimiento por parte del responsable de la firma “Antigüedades Me Encanta” de regalar un juego de encajes antiguos como complemento al segundo vestido oficial de la Fallera Mayor Infantil de Valencia y su Corte de Honor. Desde la Secretaría General se contesta a los indumentaristas en los mismos términos que a los indumentaristas de la Fallera Mayor y su Corte, y se le indica nuevamente que debe ser el propio responsable quien haga manifiesto su ofrecimiento.

A mediados del mes de octubre, Juan Manuel Fernández Déniz, como responsable de la firma “Antigüedades Me Encanta” se pone en contacto con la Secretaría General de JCF y acuerdan una entrevista personal para tratar el tema. En dicha entrevista realiza su ofrecimiento y se le indica que los encajes de los vestidos es un complemento que habitualmente asumen los propios indumentaristas y que, al no ofrecerlo también para el primer vestido de las infantiles, ocasionaría una situación desigual para las empresas encargadas de la confección de los vestidos; ante esto, se argumenta que, al ser una antigüedad, no es posible ofrecer suficiente material para los dos vestidos. Igualmente, se le indica que, al haber sido anunciados recientemente los colaboradores en complementos de indumentaria, su colaboración tendría que hacerse pública en un momento a determinar más adelante; ante esto, el responsable de la firma “Antigüedades Me Encanta” no pone ninguna objeción e indica que su único interés es que las cortes de honor y falleras mayores puedan mostrar en los vestidos sus productos como realce del encaje en la indumentaria valenciana.

Desde la Secretaría General se le indica las acciones que habitualmente se han venido realizando con las firmas que colaboraban con la cesión de productos para la indumentaria de las Falleras Mayores y Cortes de Honor, así como ideas de nuevas acciones a desarrollar, y se le indica igualmente que existe un acto organizado por Junta Central Fallera en la que se hace la presentación oficial de la indumentaria y todos los complementos y al que, como el resto de colaboradores, se le invitaría a presentar el producto que regalaría. El responsable de la firma “Antigüedades Me Encanta” pregunta si la firma podría organizar un acto individualizado de presentación de los encajes con la asistencia de las Falleras Mayores y sus Cortes de Honor; se le contesta que, al igual que se hace con otras marcas y empresas colaboradoras, no habría problema más que la coordinación con la Delegación de Relaciones Públicas para la fijación de una fecha concreta, y que en todo caso se trataría de un acto privado organizado por la firma para su promoción comercial y que, como tal, debería ser la propia firma quien se encargara de todas las gestiones y gastos derivados, sin que Junta Central Fallera pudiera aportar nada, en tanto que se trataría de un acto de presentación comercial privada y el acto público oficial organizado por Junta Central Fallera sería el acto conjunto a celebrar entre finales de noviembre y mediados de diciembre. El responsable de la firma “Antigüedades Me Encanta” manifiesta comprender la situación y que, en todo caso, sería un acto a organizar por él mismo. En esos términos, acuerdan ambas partes iniciar esa colaboración, y se le indica al responsable de la firma que haga el ofrecimiento por escrito y por registro de entrada de Junta Central Fallera, hecho que se produce el 29 de octubre de 2015.

Con posterioridad a esta reunión, el responsable de la firma acude una tarde al despacho de la Secretaría General para mostrar los productos e indicar la idea que tiene para el acto de presentación individual de los encajes, que desea hacer en un espacio singular de la ciudad, y se le recuerda nuevamente que se trata de un acto privado en el que Junta Central Fallera no puede colaborar.

El 25 de noviembre por la noche el representante de la firma “Antigüedades Me Encanta” se pone en contacto telefónico para coordinar la fecha del acto de presentación individual de los encajes que quería celebrar en el Museo de Cerámica, a lo que se le remite a la vicepresidencia de relaciones públicas para que coordine con la agenda de las Falleras Mayores.

El 1 de diciembre, por la tarde, el representante de la firma “Antigüedades Me Encanta” llama a la Secretaría General y le indica que necesita que alguien de Junta Central Fallera firme la solicitud de cesión de una sala del Museo de Cerámica y Artes Suntuarias González Martí puesto que, de lo contrario, el museo, de titularidad estatal, le cobraría la cantidad de tres mil euros en concepto de alquiler de la sala. Se le contesta que dicha solicitud no puede realizarse por parte de Junta Central Fallera ya que, con ello, se asumiría que el acto, de naturaleza promocional privada, es un acto oficial de Junta Central Fallera, cuando no se trata de un acto oficial y sí de un acto para promoción individual de una firma comercial. Se le indica que, de realizarse, estaría realizando un trato de favor a una empresa, ocasionando un precedente para que cualquier otra firma comercial que quisiera presentar sus productos lo solicitara, y que, como se le había indicado en octubre y realizan otras firmas, ese acto debía asumirlo íntegramente la firma comercial, puesto que Junta Central Fallera organiza otro acto similar para todas las firmas colaboradoras. Tras una conversación de aproximadamente media hora, se le insiste en que no se puede acceder a su deseo porque se interpretaría como que Junta Central Fallera, como institución de naturaleza pública, está intercediendo ante otra administración para que una empresa privada tenga un trato de favor, y se trata de un límite que la Secretaría General no va a traspasar.

Al día siguiente, 2 de diciembre, el representante de la firma “Antigüedades Me Encanta” se presenta en el despacho de la Secretaría General para retomar la conversación telefónica, indicando que ha consultado con el resto de colaboradores si les importaba que Junta Central Fallera intercediera para que el Museo de Cerámica les cediera gratuitamente una sala. Se le contesta con la misma argumentación del día anterior, insistiendo en que como administración pública Junta Central Fallera no puede asumir, especialmente ante otra administración, como acto oficial un acto de naturaleza privada, y que de producirse podría tener consecuencias públicas, éticas y administrativas, algo cuyo riesgo no se iba a asumir por mucho que se pudiera agradecer el ofrecimiento de sus productos. Después de una discusión tensa en que, por parte del responsable de la firma “Antigüedades Me Encanta” sólo hacía alusión al coste del acto, a la valoración económica de su ofrecimiento y al deseo de que se le hiciera un trato de favor ante lo que él consideraba tan sólo el acto de estampar una firma, la Secretaría General insiste en su argumentación y le indica que no puede acceder a su deseo de interceder ante otra administración.

Después de esa conversación, esta Secretaría General no vuelve a tener ningún encuentro ni conversación con el responsable de la firma, si bien es consciente de que está realizando llamadas a terceras personas para explicar el hecho, con su particular visión, cosa que se interpreta desde esta Secretaría General como una forma de querer presionar para que se acepte su deseo y se interceda por la empresa privada ante el museo.

Con todo esto, José Martínez Tormo, como secretario general de Junta Central Fallera, y ante las informaciones y declaraciones realizadas por Juan Manuel Fernández Déniz como responsable de la firma “Antigüedades Me Encanta”, manifiesta lo siguiente:

- La colaboración con la firma “Antigüedades Me Encanta” se aceptó entendiendo que la indumentaria de las Falleras Mayores de Valencia y sus Cortes de Honor se verían enriquecidas con un complemento de calidad y de valor singular. Por ello, aún a pesar de haber confirmado con todos los colaboradores meses antes, se aceptó dicha colaboración una vez anunciados los proveedores y colaboradores oficiales.

- Dicha colaboración se aceptó aun siendo consciente que creaba una situación desigual, ya que los encajes regalados se utilizarían para dos de los cuatro vestidos oficiales, y ni tan sólo sería el mismo modelo de vestido, y se aceptó entendiendo que era una buena oportunidad tanto para el acabado final de los vestidos como para la promoción del producto de encaje.

- En todo momento ha habido, por parte de esta Secretaría General, buena voluntad de crear sinergias con empresas y profesionales, dando la oportunidad de mostrar sus productos, y tratar de revertir de alguna forma la inversión realizada por estos profesionales en la indumentaria oficial.

- Se es consciente de que hay muchas otras firmas comerciales interesadas en ofrecer su colaboración en la indumentaria oficial como escaparate único para sus productos y ha manifestado a todos los colaboradores actuales y a los potenciales su intención de regular dicha colaboración, si bien en este ejercicio no ha sido posible por la premura de tiempo y el momento temporal en que se produce la incorporación a la Secretaría General.

- Desde el primer momento se ha manifestado y se ha tratado de potenciar la promoción de las firmas que colaboran desinteresadamente, en un clima de cordialidad y buena voluntad.

- En todas las conversaciones con el responsable de la firma “Antigüedades Me Encanta” se manifestó lo mismo, que el acto de presentación oficial sería el acto conjunto y que, en caso de querer realizar un acto individualizado sería la empresa la que asumiera todos los gastos y la logística necesaria. Un hecho que el propio responsable de la firma asumió.

- En ningún momento se va a realizar ninguna acción que pueda ser interpretada como un trato de favor a una empresa privada que no haya sido acordada de antemano dentro de la ética y la responsabilidad de la administración pública. Lo que solicitaba la firma “Antigüedades Me Encanta” se entiende que se trataba de un trato de favor y una situación de privilegio a la que otras firmas no habían podido acceder y que en ningún momento había sido acordada por ambas partes.

- Lamenta las molestias ocasionadas por el responsable de la firma “Antigüedades Me Encanta” a terceras personas, y muestra su repulsa ante la intención por parte del responsable de la firma comercial de implicar a terceras personas (especialmente con alusiones emocionales y personales), en lo que se interpreta como una forma de ejercer un mecanismo de presión.

- Se siente decepcionado por el trato recibido y las prácticas utilizadas por el responsable de la firma “Antigüedades Me Encanta”, que se ampara en la valoración económica de su regalo para presionar en busca de un trato de favor por parte de una administración pública y que trata de utilizar los medios de comunicación para mostrar su desacuerdo por el hecho de que la Secretaría General de Junta Central Fallera no quiera sobrepasar ese límite de acuerdo a criterios de ética, igualdad y responsabilidad pública.

- Motivado por las declaraciones del responsable de la firma “Antigüedades Me Encanta” y por su actitud en los pasados días, y por el deseo de que toda relación empresarial con Junta Central Fallera esté dentro de la más estricta regularidad administrativa, va a estudiar con los técnicos municipales y la asesoría jurídica municipal el mecanismo por el cual, en próximos ejercicios, se regulen los acuerdos con cada una de las empresas que colaboran en la indumentaria oficial y se establezca un marco legal adecuado, oficializado documentalmente, que garantice la posibilidad a cualquier empresa y que asegure la legalidad y el compromiso por ambas partes, aun a riesgo de que se vean limitadas las opciones de colaboración por parte de las firmas comerciales.

- Lamenta haber entrado en una dinámica dialéctica a través de los medios de comunicación, y espera que, si en efecto es su deseo, el responsable de la firma “Antigüedades Me Encanta” comunique formalmente y presente por escrito la anulación de su ofrecimiento a regalar los encajes para los trajes oficiales de las Falleras Mayores de Valencia y sus Cortes de Honor.

Valencia, 9 de diciembre de 2015
José Martínez Tormo
Secretario General
Junta Central Fallera

Publicidad