Log in

Vivamos y compartamos juntos la pasión por las Fallas

 

Autor:
/34

Desde primera hora de la tarde la zona anexa a las torres, la plaza de la Crida, comenzaba a llenarse con la presencia de las comisiones falleras, que tomaban sitio en ambiente festivo para poder disfrutar del evento. Un tapiz multicolor de polares y parkas, de blusones e indumentaria valenciana, de estandartes, banderas y pancartas se iba tejiendo desde todos los lados, haciendo de las Torres de Serranos el centro del mundo fallero durante unas horas.

En la trastienda, y a los sones de la música escogida por Boccachico DJ, comenzaban a llegar los invitados, así como las protagonistas de excepción de la tarde, las Cortes de Honor y las Falleras Mayores de Valencia, Raquel y Clara María, que lucieron para este evento el segundo traje oficial. Raquel Alario lució un traje confeccionado por Serrano y Navalón con el espolín ‘Ramón’ de la firma Garín en fondo de raso en gris perla, combinado con flores de varios colores y nobleza en color amarillo vainilla. El justillo, de raso de seda espolinado del mismo color de fondo, es diseño del S. XVIII envarado en madera de naranjo en petillo y costadillos, con cierre de cordón. El remate en cintura es de castellets cuadrados y punta de flecha en el centro de la espalda. La manga larga termina en tapeta con monedas en oro envejecido. Las puntillas son de fino encaje balines en suave tono crudo y las lazadas de raso de seda en tono oro viejo. Las manteletas son de organza de seda artesanal orlada en tul mantilla, bordada de forma manual en fino hilo de oro, con microlentejuelas de oro.

Clara María vistió un traje del S. XVIII con corpiño de manga larga confeccionado por Amparo y Paz con la seda ‘Santa Martina’ de Vives y Marí en color verde clorofila. Se trata de una reproducción exacta de un espolín perteneciente a la colección de dibujos antiguos del archivo histórico de la firma sedera. El metal se ha sustituido por seda de color oro. El ancho de la tela es de 54 cms con urdimbre y tramas de seda natural. Es un dibujo muy especial por su composición, donde uno de los detalles más importantes a destacar, es su fondo geométrico, que le imprime carácter al tejido. En cuanto al colorido tanto de urdimbre como de tramas de sus motivos florales se han reproducido tal cual a la muestra antigua. Las puntillas son las mismas en el pañuelo y delantal, ambos de Artesanía Viana. El juego de pañuelo y delantal está bordado sobre un tejido de nipi, con cadeneta manual en hilo de seda beige y ribeteado en metal oro antique. Lentejuelas de metal cosidas a mano y rematadas con puntillas de valencié y orilla viva rematada con dobladillo como se realizaba antiguamente.

Las autoridades asistentes a la Crida, entre las que hay que destacar la presencia del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y las máximas representantes de la fiesta presenciaron el espectáculo preparado para la ocasión por Manuel Coronado. En él se quiso realizar un homenaje al fallero en el año en el que se celebra que Les Falles son desde el pasado mes de noviembre oficialmente Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO.

Las fotos enviadas por las comisiones falleras y los nombres de las cerca de 400 fallas del censo pintaron las torres en los momentos previos al discurso. 15 falleros y 11 falleras representaron a los 26 sectores de Junta Central Fallera, y a las comisiones que los componen, participando también del espectáculo con uno de los elementos más representativos de la fiesta, el fuego.

El comienzo de la Crida de las Falleras Mayores de Valencia contó con la intervención del alcalde la ciudad, Joan Ribó, que leyó una alocución bastante extensa en comparación con el año pasado, algo que llamó la atención y fue muy comentado por los asistentes. Después de hacer la entrega de las llaves de la ciudad, comenzaron las intervenciones de Clara María y de Raquel.

Clara hiló un bonito discurso en el que dijo que los infantiles falleros “som el futur, perque l’única manera d’assegurar la continuïtat de la festa és fent que els chiquets i les chiquetes de hui siguen els fallers de demà”.

“Als més majors –dijo- vos demane que deixeu que els chiquets s’acosten a les Falles, que s’apunten a les comissions. Obrim les portes dels casals perquè la gent puga descobrir que són una família on créixer, un lloc on aprendre a respectar els atres i un lloc on es conviu per a enaltir la nostra festa. ¡Les Falles!”.

“La meua Cort d’Honor i yo volem gaudir de la nostra imaginació; volem volar com els pardalets per a fer realitat un somi infantil; un somi de pau per al mes de març. Que els chiquets que patixen guerres escolten només el so de la pólvora i la música de la ciutat de Valéncia perque estem en Falles”.

A continuación fue Raquel la encargada de dirigirse al mundo de las Fallas. “Arriben els dies mes màgics de les nostres festes, on desvelarem el frut del treball artesà dels nostres artistes fallers i omplirem els carrers de la major i més monumental manifestació d’art satíric del món… ¡Les Falles!”, dijo.

“Sentiu l’orgull de ser garants de tot el que són i tot el que representen les Falles per als valencians, per a la nostra cultura, per a la nostra llengua valenciana i per a la nostra identitat com a poble”.

Sobre el título de Patrimonio de la Humanidad, Raquel, que realizaba su segunda Crida en cuestión de meses, afirmaba que “este reconeixement històric, fruit del treball de moltes generacions de falleres i fallers, ens dóna forces renovades perquè, tots junts, en la passió que ens caracterisa, fem que les Falles siguen cada vegada més conegudes a nivell internacional. Oferim-li al món la image d’un poble acollidor, dinàmic, creatiu, orgullosos de la nostra història i en fe en el nostre futur”.

Valenciano, castellano e inglés firmaron la intervención: “Vixquem i compartim junts la passió per les Falles. Vivamos y compartamos juntos la pasión por las Fallas. Let’s live and enjoy the Fallas together”.

La interpretación del himno de la Comunidad Valenciana fue acompañada, en su tramo final, por el ramillete de fuegos artificiales de Pirotecnia Valenciana, algo que no convenció, de nuevo, a muchos de los espectadores, expresando su disconformidad a través de las redes sociales.

Con la ofrenda floral a la Mare de Déu dels Desamparats en su Real Basílica concluía una intensa jornada que anunciaba al mundo el comienzo de la fiesta del fuego valenciana.

Fotos: Julio Fontán

Publicidad