Log in

Las Fallas en el furgón de cola de los presupuestos municipales

Fuset se congratula de un aumento que apenas alcanza el 3% para 2018, alegando años de congelación e incluso de recortes, mientras que la realidad evidencia que se reduce en más de 70.000 euros la dotación presupuestaria del Ayuntamiento en los últimos dos años, y que suponen casi 300.000 euros menos de la dotación municipal realizada en 2010.

Ayt JCF

La reunión del Consejo Rector pospuesta del pasado martes a hoy jueves, supuso la toma de contacto con el presupuesto económico de JCF para el próximo año. Un presupuesto donde se anuncia un incremento de 52.940,26 euros, y que para el concejal Pere Fuset suponen “unos presupuestos muy positivos, después de años de congelación, e incluso de recortes”.
Unas afirmaciones que más allá de la nota de prensa oficial, chocan frontalmente con la realidad económica de los últimos años, y con los aumentos de otros organismos municipales que llegan a un aumento del 10%.

Un recorte municipal de 70.000 euros en dos años, 300.000 en ocho
Repasando la hemeroteca nos encontramos que el primer ejercicio completo de la nueva corporación municipal, el referido a 2016, la dotación económica proveniente del Ayuntamiento de Valencia alcanzaría la cifra de los 2.014.249,2 euros, lo que supone exactamente 73.116,77 euros más de los 1.941.132,43 euros previstos para el ejercicio 2018. No hay que confundir el presupuesto previsto para JCF que según se anuncia será de 2.269.182,43 euros donde se incluyen los ingresos de empresas privadas (Patrocinadores), así como los generados por ventas de entradas o libros, con la partida proveniente del consistorio valenciano.
De hecho si nos vamos al año 2010, la transferencia emitida por el Ayuntamiento de Valencia alcanzaría la cifra de 2.237.845 euros, sobre un presupuesto global del organismo falleros de 2.691.815 euros.
Lo que nos lleva a una diferencia de 296.712,57 euros más en 2010 respecto a 2018, o si restamos del presupuesto global de JCF, serán 422.632,57 euros menos la cantidad que dispondrá el organismo rector para el próximo año.

La SGAE y una nueva plaza se llevan la mayoría del teórico aumento
Según se indica en la nota de prensa municipal, se aumentan los recursos desde la JCF hacia las comisiones falleras “O los facilitamos más recursos o los evitamos costes”. Leyendo la información remitida desde el propio consistorio, de los 52.940,26 euros de aumento anunciados por el concejal, la negociación del convenio con la SGAE que abocaba a las fallas a pagar por unos servicios hasta la fecha contemplados, y que salvaría en última instancia la intermediación de la Interagrupación de Fallas de Valencia, se llevará 25.000 euros más de lo presupuestado hasta la fecha. Un convenio que por cierto, se sigue negociando. Por otro lado tenemos la decisión de reconvertir por decisión particular, la plaza que ocupaba Paco Llago, a una categoría superior, lo que supondrá un sobrecoste de unos 15.000 euros, total 40.000.
En el apartado de "evitar costes" resulta curiosos ver como los costes que primeramente se reducen, son los ampliados precisamente hace dos años, como serían las partidas de taxis y dietas, provenientes de la ampliación de miembros del jurado en el concurso de fallas.
Mantienen su aumento partidas tan criticadas anteriormente como son la Exaltación de las Falleras Mayores, la Preselección a Falleras Mayores de Valencia, o el Intercambio de Fotografías.

Un NO rotundo de la oposición
Estas cifras provienen de las partidas iniciales, pudiendo sufrir variaciones respecto a lo presupuestado, algo que se presupone viendo los gastos del pasado ejercicio. Unas dudas que llevarían a un desacuerdo evidente entre los miembros del Consejo Rector, esta vez no hubo acuerdo posible, y la votación en contra de los presupuestos fue unánime por parte la oposición.
El tripartito votaría de forma conjunta, aprobando por un 4 a 3, unos presupuestos que como en años anteriores, pondrán y quitarán razones con el paso del tiempo.

Todo para las Fallas pero sin las Fallas
Un año más se ignoró por completo lo indicado en el Reglamento Fallero y los falleros quedaron totalmente al margen en la confección o conocimiento del presupuesto que rige su fiesta, una participación y conocimiento que sería defendida por el propio Fuset hace algunos años, y que como se podrá comprobar para 2018 ya no queda ni rastro de los tan cacareados “presupuestos participativos”

Las reacciones del Grupo Popular y Ciudadanos no se hicieron esperar, adjuntamos las notas de prensa correspondientes, así como la nota de prensa municipal.

Nota de prensa Ayuntamiento de Valencia
Nota de prensa Grupo Popular
Nota de prensa Ciudadanos

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Publicidad