Log in

Martínez Tormo, nombrado asesor en el aniversario de la reprobación de Fuset

Pepe Martínez Tormo, cesado este mismo año como Secretario General de JCF ante la evidente presión del colectivo fallero como presunto responsable de las normas calificadas como machistas, es nombrado asesor del Grupo Municipal Compromís, y presumiblemente asesor de Pere Fuset.

Tormo 01

José Martínez Tormo, considerado como el máximo responsable de las criticadas normas calificadas como machistas, que hicieron firmar desde Junta Central Fallera a las candidatas a Falleras Mayores de Valencia a mitad de proceso, y que supuso la crítica inmediata desde que fueron conocidas por el colectivo fallero, será desde mañana 25 de noviembre, nuevo asesor del Grupo Municipal Compromís.

Así se ha quedado reflejado en la Junta de Gobierno Local celebrada hoy, donde se aprobaba el cese del hasta la fecha asesor de Pere Fuset, Amadeu Mezquida, quien pasa a ser Secretario del Grupo, y el nombramiento de José Martínez Tormo, en el mismo puesto que ocupaba Mezquida.

Las remuneraciones de quien fuese Secretario General, e integrante de la Associació d'Estudis Fallers, con la que por cierto se rumorea que podría haberse firmado un convenio oficial, pasaran a ser de 1.120,15 € mensuales en concepto de sueldo, más un complemento específico de 2.774,29 € y un complemento personal de 207,33 €. Todo ello sin perjuicio de los trienios que tenga reconocidos como funcionario, y las pagas extraordinarias legalmente establecidas.

El nombramiento de Tormo coincide paradójicamente cuando se cumple esta misma semana un año de la reprobación por parte de la Asamblea de Presidentes al concejal Pere Fuset y su directiva, por incumplimiento reiterado del Reglamento Fallero, siendo el desencadenante de esta reprobación, entre otros motivos, las citadas normas, que el propio concejal indicaría que desconocía antes de que se pasaran a su firma, y que posteriormente a su cese, Tormo afirmaría públicamente que conocía toda la directiva.

Unas normas que a pesar de las críticas del colectivo fallero desde su conocimiento, estas no fueron retiradas hasta que por su evidente carácter machista, fueron noticia a nivel nacional, teniendo que intervenir la vicepresidenta, portavoz y consejera de Igualdad y Política Inclusiva de la Generalidad Valenciana, Mónica Oltra.

Pasados cinco meses de la citada reprobación, donde se pediría por los presidentes de falla que se dirimieran responsabilidades, llegaría el cese de Tormo, una destitución que Fuset justificaría como la búsqueda de “un mejor perfil”, entendiendo que mejor que aquel que en principio podía aportarle el hasta entonces Secretario General.

Las redes sociales ya se han hecho eco de la noticia, y no precisamente congratulándose del nombramiento, en momentos donde parecía que las aguas volvían a su cauce, bajo los tan cacareados puentes.

Publicidad