Log in

La fiesta de Hogueras se une al rechazo de la normativa sobre los petardos

Imagen activa

Andrés Lloréns, concejal de Fiestas indicó que para el mundo festero de la Comunidad Valenciana, y para el de la ciudad de Alicante en particular, la entrada en funcionamiento de esta norma "ha caído como un auténtico mazazo. Habría que señalar que esto supone una muestra más de insensibilidad del Gobierno hacia el entorno festivo, tradicional y también cultural de nuestra personalidad, que indudablemente se va a ver afectado de forma notable con esta medida". De esta forma, Llorens sigue la línea de protesta que están siguiendo también muchos responsables políticos en otras localidades valencianas.
El Ayuntamiento pide que entre en vigor la moratoria que contempla la Unión Europea, permitiendo que a lo largo de tres años se llegue a una gradual implantación de la norma, permitiendo que el conjunto de nuestras fiestas puedan asimilar la actualización y modernización de sus ritos.
"Nuestras fiestas son un colectivo grande que ha heredado las costumbres de nuestros antepasados, y que son el reflejo de una personalidad como pueblo", concretó Llorens.

Imagen activa
En la rueda de prensa se encontraban también Pedro Luís Sirvent, representante de los pirotécnicos alicantinos, y Pedro Valera, presidente de la Federación de Hogueras, quien no ocultaba su asombró motivado por las clase de productos pirotécnicos se pueden vender y a qué edades. No se llegaba a creer que los productos de Clase I -"bombetas" y similares- no pudieran ser disparados por los menores de 12 años.

Imagen activaImagen activa
Según los presentes, lo único que va a fomentar esta orden es la venta clandestina de pirotecnia en puestos ambulantes.
Otra de las curiosidades que comentó Pedro Luis Sirvent respecto a la norma es que, con ella, las mascletaes de la plaza de los Luceros serán tan sólo la mitad, ya que no se podrá llegar al nivel de decibelios acostumbrado, con lo que la fiesta y nuestra ciudad serán las que más perderán.

Imagen activa