Error
  • required id
  • required category
  • required profile
  • required type
  • Error the gallery with an id of: 0 is not published
Log in

Hasta siempre, Cortes y Falleras Mayores de 2010

Familiares, amigos, componentes del organismo burocrático fallero, acompañantes, conductores, medios de comunicación y demás personas relacionadas con el día a día de las representantes de la fiesta se juntaban en una reunión destinada a decir un adiós emotivo y sincero a las que para siempre serán las representantes de las Fallas de 2010. Un acto típico de estas fechas el cual quizá debería replantearse por lo largo que resulta siempre en su parte más informal para los asistentes, pero que no deja de mostrar año tras año las mismas instantáneas de emoción por el adiós a un reinado.

Las jóvenes Isabel Amparo Hernando Cebrián, Marta Parra Montaña, Sandra Sosa de Gracia, Carmen Seguí Monleón, Patricia Sánchez Beltrán, Tamara García Raga, Beatriz Lluch Ibáñez, Virginia Yagüe Martínez, Pepa Pico Martínez, Beatriz Hernani Rambla, Maria Tomas López y Carla Ibáñez Sanchis, junto a María Pilar Giménez despedían un gran año, así como Ariadna Galán y su Corte, compuesta por las niñas Laura Aparicio Terrádez, Aurora Sanchis Moll, Virginia Gómez Torres, Sandra Fito Sánchez, Rocío Bertolín Delgado de Molina, Ylenia Celada Rodrigo, Rebeca Blanes Defez, Blanca Puertas Marraco, Ana Miquel Obarti, Natalia López Navarrete, Arantxa García Alcaraz y Marta Casasús Guitart.

El acto protocolario y la tradicional despedida informal copan una noche donde las memorias de un año inolvidable estuvieron presentes en cada palabra y gesto. Asimismo, hay que destacar la presencia en el evento de un recuperado Vicente Fayos, secretario general de JCF, a quien los asistentes le brindaron un efusivo aplauso tras las palabras de cariño del concejal Félix Crespo. Segundos antes, el edil dedicó varias reflexiones llenas de cariño y recuerdo a las jóvenes y las niñas que han ocupado los máximos cargos de representación de la fiesta.

La cena y el baile hasta altas horas puso la rúbrica a una noche de emociones intensas.

Publicidad