Log in

La fiscal pide cárcel para el presidente de la falla Azcárraga

A. RALLO | VALENCIA. La explosión de una furgoneta en la falla Azcárraga-Fernando el Católico en febrero de 2007 se convirtió en uno de los accidentes más graves en toda la historia de las Fallas. Más de una veintena de personas, entre vecinos y falleros, resultaron heridos. Decenas de viviendas, bajos y vehículos cercanos al lugar de la deflagración se vieron afectados. Los daños materiales llegaron a los dos millones de euros.
Las causas de por qué explosionó la furgoneta siguen a día de hoy siendo un misterio. Existen diferentes hipótesis. No obstante, la Fiscalía ha concretado ya la acusación contra los presuntos responsables del suceso: el pirotécnico encargado del disparo y el presidente de la comisión.
La petición del Ministerio Público es de seis meses de prisión para cada uno de ellos por cinco delitos de lesiones y otro de daños por imprudencia grave.
Los hechos sucedieron el 16 de marzo de 2007, en la semana fuerte de las Fallas. Previamente, los responsables de la comisión habían pactado con la Pirotecnia Quiles, propiedad de Vicente Caballer, el disparo de los fuegos artificiales durante todas las fiestas. Para aquel día, el encargo era colocar seis rollos de traca china y una bici-mascletà.
Alrededor de las once de la mañana, el pirotécnico B. P. D. llegó a la calle Azcárraga y estacionó su furgoneta. En el vehículo, aparte de la cantidad de material destinado a la citada comisión, se almacenaban otros 38 kilos de pólvora, entre traca de cuerda valenciana, traca china, grupos terremotos y carcasas de color y trueno. Todo este material estaba destinado al disparo de otra mascletà en la falla Pío XI, que era el siguiente destino del trabajador.
El pirotécnico cometió una serie de imprudencias, tal y como se desprende de las conclusiones provisionales de la Fiscalía. La primera: aparcar el vehículo en un lugar no habilitado. «Aunque sabía que la zona acotada para el disparo se situaba en la gran vía Fernando el Católico estacionó la furgoneta a la altura del número 28 de la calle Azcárraga».
La citada vía tiene una anchura de 16 metros frente a la mayor amplitud de la avenida. Este hecho pudo magnificar los daños de la onda expansiva.
«Niños tirando petardos»
Segundo error. El pirotécnico comenzó a colocar 250 metros de traca a lo largo de la calle Azcárraga «a pesar de que había bastantes niños tirando petardos en la propia calle», así como vehículos estacionados «e incluso unas mesas dispuestas delante del casal para comer». Mientras realizaba la instalación de la mascletà «debía abrir y cerrar repetidamente la puerta trasera de la furgoneta», tal y como subraya el escrito de la Fiscalía.
Todas las acciones anteriores se producían, además, mientras la llave de la furgoneta se encontraba en el contacto. Y este fue el tercer error o imprudencia. Se desconoce si el motor estaba o no en marcha.
Todas las circunstancias anteriores pasaron también desapercibidas para el presidente de la falla, quien en ningún momento indicó que la furgoneta no podía estar estacionada en ese punto y autorizó al encargado la instalación de la mascletà. Todo lo anterior se llevo a cabo «sin ningún tipo de vigilancia, advertencia o acotamiento». Únicamente dos vallas impedían el acceso de los vehículos.
La explosión se produjo a las 13.10 horas justo cuando el pirotécnico entraba ya en la furgoneta para abandonar el lugar. En ese momento, comprobó cómo salía humo del motor. En unos segundos, el estruendo fue monumental. Por suerte, no hubo que lamentar pérdidas de vidas humanas.
La calificación de la Fiscalía no aclara las causas de la explosión. Plantea diferentes hipótesis como la entrada de una chispa de fuego, el hecho de que la llave de contacto estuviera puesta o la incorrecta colocación del material pirotécnico dentro de la furgoneta.
Además, tal y como se explica, en el vehículo se encontraban también numerosas barras metálicas, baterías de tubos y carcasas «sin que estuvieran atadas o sujetas» lo que hubiera evitado golpes o roces entre los mismos.
http://www.lasprovincias.es/v/20101119/valencia/fiscal-pide-carcel-para-20101119.html

Publicidad