Log in

Gobernación aprueba la Orden para regular la formación del uso de artículos pirotécnicos

El conseller de Gobernación, Serafín Castellano, ha anunciado que la Comisión Técnica de Pirotecnia ha aprobado por unanimidad la Orden por la que se regula la formación de los Consumidores Reconocidos Expertos (CRE). “Esto es, las personas que quieran participar en festividades como la cordà, passejà, correfoc, despertà y cualquier otra modalidad tradicional equivalente usando de modo activo artificios exceptuados de la Directiva, deben ser CRE y tener la correspondiente acreditación una vez realizado un curso y superar una prueba”, ha explicado.

Castellano, que ha presidido la Comisión de Asuntos Pirotécnicos, ha señalado que la Orden “viene impuesta por la normativa estatal para cumplir con la Directiva Europea de puesta en el mercado de artículos pirotécnicos. Nace para defender estas festividades, por lo que hemos trabajado para lograr un equilibrio entre las nuevas medidas de seguridad y la necesidad de salvar nuestras tradiciones”.

Según el conseller, las entidades que van a poder organizar la formación serán aquellas que “de algún modo estén vinculadas a las festividades. Además, tienen que acreditar que disponen de medios suficientes para ello y deben disponer de al menos un responsable CRE (Acreditación que concede Delegación del Gobierno)”. Así, podrán ser  ayuntamientos, mancomunidades, federaciones, asociaciones, peñas,  comisiones festeras, entidades y organizaciones equivalentes vinculadas a estas festividades.

Estas entidades tendrán que suscribirse a un convenio de colaboración con la Generalitat que determinará loas horas de formación basándose en cada modalidad festiva.

Las personas que van a poder impartir la formación deben haber obtenido la acreditación de responsable CRE “porque entendemos que la acreditación del Área de Industria y Energía de la Delegación de Gobierno le habilita conocimientos suficientes para poder extender su formación al resto de miembros del grupo”.

 

Personas que reciben la formación

“Quienes quieran participar de modo activo en las manifestaciones festivas recibirán el curso correspondiente –ha indicado-. Por ello, distinguimos entre participación activa y pasiva. La primera, implica uso y utilización de artificios con encendido de estos, manejo con las manos u otro elemento de sujeción, por lo que necesita ser CRE. En la segunda no es requiero, ya que son los que llevan artificios pirotécnicos a través de elementos de sujeción u otra interacción ocasional voluntaria pero sin proceder por sí a su encendido”.

El titular de Gobernación ha señalado que quienes deseen recibir la formación para ser CRE deben estar inscritos a un grupo, asociación o peña vinculada directamente a la manifestación festiva concreta, para evitar que los productos sin marcado CE se vendan a particulares.

Serafín Castellano también ha destallado que el contenido del curso y la prueba siguen las pautas exigidas por la normativa estatal, “sólo hemos añadido nociones históricas y antropológicas de cada manifestación, ya que es importante recordar el origen y el sentido de nuestras tradiciones. Además, la formación se impartirá por modalidades”.

Los alumnos tendrán que haber asistido al menos al 85% del tiempo lectivo y superar la prueba evaluadora. Asimismo, la certificación la expide la Generalitat, la cual establece el modelo, aunque no es compatible con la extracción telemática y entrega directa a los alumnos por las entidades encargadas de la organización de la formación.

La orden, que se publicará antes del 9 de noviembre, contempla la creación de cuatro ficheros o bases de datos, uno de entidades formadoras, otro de formadores (responsables CRE), un tercero de grupos CRE, y por último, un cuarto, de los participantes que hayan superado la formación para ser CRE.

El conseller de Gobernación ha subrayado que la Orden “trata de articular la formación de las personas que quieran participar en esas manifestaciones festivas, de un modo flexible. Hemos trabajado para permitir un acceso rápido y sencillo a esta formación, pero manteniendo, a su vez, un control y una rigurosidad estrictos”.

Por último, Castellano ha explicado que desde el momento en el que se publique la orden de formación se pone en marcha toda la maquinaria para comenzar a formar a los participantes activos que deseen conseguir la acreditación y se abre un periodo transitorio de 18 meses en el que no se exigirá la aplicación de la ITC 18.

Publicidad