Log in

Patrimonio, conciencia, trabajo social y fallas

Nou 02

Nou Campanar realiza este año un singular cambio de paso. Quizá por la necesaria reinvención en estos tiempos que corren, pero cambio al fin y al cabo. Siguiendo la estela de su vertiente más solidaria, aquella de la que ya hizo gala en otros proyectos pasados, pero aumentándola a la enésima potencia y subiéndose a un ambicioso proyecto pertrechado por Miguel Arráiz y David Moreno, tándem experto en estas lides, se lanzan a la experimentación en la plaza, pero además intentando abarcar varios conceptos al tiempo, en el caso presentado el jueves, con la colaboración de la falla Cronista Vicente Beguer i Esteve de Torrent.

“Las fallas de 2015 están siendo concebidas como un proyecto global que pretende reflexionar sobre el uso del espacio público e incentivar por todas las vías a nuestro alcance la participación del espectador y cómo desarrollar  la falla como elemento de interacción social”, afirman los directores de este proyecto.

En el caso del proyecto solidario infantil, en el que colabora la falla Cronista Vicent Beguer i Esteve, basado en el uso responsable del espacio público, el cuidado y conocimiento del patrimonio artístico y los lenguajes urbanos como el grafiti y el hip-hop, se ha desarrollado un programa de talleres que se impartirán a unos doscientos menores con medidas de protección, así como menores con medidas judiciales en colaboración con cuatro centros de protección de la Conselleria de Bienestar Social.

Para desarrollar el programa de talleres se cuenta con la colaboración de conocidas figuras del hip-hop como El Langui, Chojin o Shotta; grafiteros reconocidos internacionalmente como Dulk o Grego Acebedo; el estudio de arquitectos ARAE Patrimonio, encargado de documentar, estudiar y rehabilitar el mosaico de Nolla del “Palauet” de Meliana, así como la productora Barret Films, encargada de documentar todo el proceso.

“Para poner en marcha este proyecto, Nou Campanar cuenta con la ayuda de la falla Cronista Beguer i Esteve de Torrent. Apoyándose en la experiencia de esta comisión fallera en el desarrollo de proyectos de colaboración en años anteriores, serán ellos los que desarrollen un programa educativo completo que abarca cinco meses trabajando con unos doscientos menores”, explican.

La intención final del proyecto será construir, junto a la colaboración de estos menores y aquellos que visiten la falla, un enorme mosaico de Nolla basado en los diseños y colores originales, para el que se utilizarán 90.000 piezas y que medirá 180 metros cuadrados. Este mosaico gigante se irá desvelando durante los días de Fallas y ayudará a completar el monumento grande.

En la presentación del proyecto intervinieron, además de Miguel Arráiz y David Moreno, Jaume Coll, director del Museo Nacional de Cerámica; Lucía Cerón, secretaria autonómica de Servicios Sociales y Solidaridad de la Conselleria Bienestar Social; Rosa Aragonés, directora general de Servicios Sociales y del Menor de la Conselleria de Bienestar Social, y Xavier Laumain, de ARAE Patrimonio. Asimismo, estuvieron presentes las falleras mayores y presidentes de Nou Campanar y Cronista Vicent Beguer i Esteve.

Fotos: Ángel Romero

Publicidad