Log in

La InterAgrupación contesta a la Federación de Hostelería

El pasado 15 de abril la InterAgrupación de Fallas de Valencia realizaba la pertinente votación para elegir a su presidente saliendo elegido el hasta la fecha presidente de la Agrupación de Rascanya, Jesús Hernández Motes.
Tras agradecer el trabajo realizado por el anterior presidente, Antonio Sánchez, el nuevo responsable de colectivo fallero se pondría en la faena. Realizada la reunión pertinente con su nueva directiva, la primera medida a tomar sería remitir un comunicado donde mostrar el malestar por el artículo publicado en la revista Hostelería Profesional, publicación que edita la Fundación de Hostelería de Valencia que preside Manuel Espinar, donde se habla de los perjuicios y pérdidas económicas sufridas por el sector hostelero en las Fallas 2015.
En el número 45 de la citada revista, correspondiente al mes de abril de 2015, y bajo el titular "La campaña de Fallas rompe la tendencia positiva de la Hostelería" podemos leer una entradilla que dice así: "El mal tiempo, el calendario y la competencia desleal provocan un descenso en el volumen de negocio de la hostelería de alrededor del 15% respecto al año anterior"

Hosteleria Inter 01

En el artículo se informa de que la campaña de fallas, una de las más importantes del año según la publicación para el sector, fueron peores que las de 2014, descendiendo la facturación en un 15% respecto al año anterior.

Analizando los factores de este descenso se indica que junto al mal tiempo, y el calendario de este 2015 donde los días grandes han sido entre semana, se le suma "la competencia desleal que supone la venta de comida y bebida sin autorización en calles y carpas falleras". Por este motivo, se advierte en el artículo, "desde la Federación de Hostelería se ha vuelto a reclamar a la Administración un mayor control de la competencia desleal de las actividades no autorizadas en la vía pública durante las fiestas, así como incidir en el agravio comparativo que supone el Bando de Fallas para muchos establecimientos de hostelería que se ven obligados en determinadas zonas de la ciudad a recoger sus terrazas por motivos de seguridad, mientras no ocurre lo mismo con las carpas falleras y los puestos de bebida ambulante"

Después de lo que se podría entender como una acusación velada de que el Ayuntamiento infringe las normas de seguridad en beneficio de los falleros, el articulo prosigue indicando: "Además, desde la FEHV se vuelve a plantear la posibilidad de un cambio de fechas del calendario fallero para trasladar la 'cremà' al lunes y poder aprovechar de esta manera un fin de semana de fiestas a pleno rendimiento en la ciudad" Esta petición es avalada por un 100% de los establecimientos hosteleros encuestados por FEHV quienes consideran que el celebrar las Fallas en fin de semana, "influye mucho en el consumo de los clientes y la facturación de sus negocios".
Con el objetivo de seguir trabajando en defensa del sector hostelero, la Federación y Fundación que preside Manuel Espinar informa que por segundo año están preparando un informe que trasladarán a la administración donde se reflejaran las incidencias que han tenido lugar durante las Fallas 2015, "para que sean tenidas en cuenta y no se vuelvan a repetir" instando al Ayuntamiento la conveniencia de contar con la opinión del colectivo hostelero en la elaboración del próximo bando de fallas.

Hosteleria Inter 02

INTERAGRUPACIÓN FALLAS DE VALENCIA
COMUNICADO PRENSA

A raíz del artículo publicado en el número 118 de la Revista que edita la Federación de Hostelería sobre los perjuicios y pérdidas económicas que han causado las Fallas 2015 a la misma, la InterAgrupación de Fallas de Valencia, como Entidad aglutinadora de la mayoría de Comisiones de la ciudad, y en su nombre el que suscribe, Jesús Hernández Motes, actual Presidente de la misma, queremos manifestar nuestra disconformidad y rechazo al citado artículo en base a lo siguiente:

Que las Fallas, que vienen celebrándose en la ciudad y en toda la Comunidad Valenciana desde hace más de dos siglos, es en su gran mayoría costeada por las aportaciones económicas de los ciudadanos y de todas aquellas empresas o instituciones que colaboran con la misma, siendo los falleros los que con su trabajo hacen posible la realización de esta fiesta año tras año, dando gratuitamente una proyección internacional a la ciudad, motivando de esta forma la llegada de miles de turistas venidos de todo el mundo a disfrutarla.
Que las Fallas tienen entre sus principales objetivos promocionar y defender nuestra cultura, folclore y tradiciones, así como la lengua valenciana. Gracias a este ímpetu por defender lo nuestro se han recuperado y potenciado muchos aspectos propios de nuestra idiosincrasia que nos identifican como pueblo.
Que las Fallas son una fuente de riqueza para amplios sectores de la sociedad, entre los que figura la Hostelería, beneficiándose en gran medida del trabajo altruista del fallero sin recibir, prácticamente, ayuda económica como contraprestación a esta contribución extraordinaria.
Que independientemente de su faceta cultural, las Fallas son uno de los colectivos más solidarios que existen en la actualidad, no dudando en emprender todo tipo de iniciativas dirigidas a ayudar a los más necesitados, tanto de nuestra ciudad como de cualquier otro territorio de nuestro país, aportando grandes cantidades económicas para paliar en la medida de nuestras posibilidades las injusticias sociales.
Que las Fallas son uno de los principales motores económicos de la Comunidad Valenciana, generando directa e indirectamente miles de puestos de trabajo, y contribuyendo con miles de euros a las arcas del estado.
Por todo ello consideramos injustificadas las afirmaciones vertidas por la Federación de hostelería indicando que han dejado de ganar un 20% de beneficios como consecuencia de la instalación de puestos de comida, masas fritas, mercados, etc. En muchos casos la solicitud para colocar este tipo de instalaciones provisionales viene directamente promovida por comercios relacionados con la hostelería, no teniendo las comisiones falleras nada que ver. En el caso de los mercados o puestos de masas fritas que se instalan dentro de las demarcaciones, las fallas aportamos toda la documentación que se nos solicita y acatamos todas las indicaciones que nos realiza la administración con el fin de cumplir con los requisitos establecidos. En cualquier caso se ha sido respetuoso con la legalidad vigente y en ninguno de los casos se ha obrado de mala fe para perjudicar a nadie, la única finalidad de este tipo de instalaciones no es otro que recibir aportaciones que otras entidades que se benefician ampliamente de la fiesta, como es el caso de la hostelería, no hacen.
La InterAgrupación de Fallas de Valencia, como no podía ser de otra forma, estamos abiertos a dialogar con cualquier institución, asociación y/o colectivo, y consensuarse todos a fin de llegar a establecer unos acuerdos que puedan repercutir positivamente en todas las partes implicadas. Igualmente nosotros también vivimos en Valencia y en consecuencia también somos vecinos, y como vecinos que somos es nuestra intención promover la convivencia para un buen entendimiento entre todos los ciudadanos de esta ciudad.

INTERAGRUPACIÓN FALLAS DE VALENCIA

Hosteleria Inter 03

Puestos en contacto con el recién elegido presidente de la InterAgrupación de Fallas, Jesús Hernández Motes, nos indica respecto al comunicado: "Queremos que sea una tónica habitual desde la InterAgrupación, y quien hable del colectivo sepa que tendrá una contestación por nuestra parte para explicar o matizar lo dicho".
El nuevo presidente asume su mandato con dos años por delante donde rodeando de un nutrido grupo de falleros se busquen soluciones al día a día de la fiesta. "Queremos reunirnos con vecinos, con la hostelería, con los partidos político, e intentar llegar a un consenso para que fomente y beneficie la imagen pública de la fiesta" Para ello se han distribuido el trabajo en varias áreas donde se trabajará por ejemplo en el Reglamento Fallero. "Queremos hablar con todas las partes involucradas, intentar llegar a un consenso entre todos, y posteriormente hablar con Junta Central Fallera para que sepa cual es la postura del colectivo fallero"
Estas serán las piedras fundamentales de su mandato, pero como todo en la vida, sólo el tiempo nos dirá si esta lógica y encomiable voluntad inicial, llega a buen puerto.

Publicidad