La Fallera Mayor de Valencia, Consuelo Llobell, tuvo la oportunidad de lucir el domingo 23 de febrero un traje elaborado con un tejido muy especial. ‘Dulcinea’ es el nombre de esta creación de Sedica, hasta ahora inédita en el ámbito de la indumentaria, y que ofrece una cualidad muy destacada: en todo el ancho de la tela (1,40 cm) no repite motivo dentro del dibujo. “Este hecho diferenciador, cualitativo y único se debe al telar de nueva generación en el que elaboramos el tejido”, afirma Eduardo Martínez, responsable de Sedica. “Las características de Dulcinea conllevan una mayor inversión de tiempo en el diseño, ya que resulta mucho más elaborado”, subraya.

El color de Dulcinea, confeccionado en traje por las manos de Serrano y Navalón, es gris perla, combinando con el color de las flores, para las cuales se han utilizado tonalidades empolvadas.

Esta tela presenta dos motivos florales centrales enlazados por una cenefa ornamental, y guirnalda en la parte superior. El fondo incluye diferentes texturas, una a base de puntuado y otra floral. El tejido del jubón está diseñado con el mismo motivo de la textura.

Related Articles

Alan Indumentaria, medio siglo de distinción Alan Indumentaria, medio siglo de distinción" >Alan Indumentaria, medio siglo de distinción
La indumentaria valenciana de Segles visita Madrid La indumentaria valenciana de Segles visita Madrid