braulio01Y es que el colectivo fallero ya se hartó de las estridencias a que les tienen acostumbrados el Sr. Fuset y uno de sus asesores particulares, el profesor Gil Manuel. Lo vivimos ayer en la rueda de prensa y después con su decisión de no asistir a la Asamblea, esto es épico y pasará a los anales de la historia.

Y lo dijo claramente en la rueda de prensa, él es político y no festero. A él le gusta hacer política y no dirigir la fiesta. Él quiere dirigirla desde la sombra, pero no comerse los marrones, en definitiva, el Sr. Fuset lo que busca es vivir tranquilo, hacer lo que considere -él y Gil Manuel, entre otros- y no tener que “romperse los cuernos” en asambleas y plenos con los falleros.

Y es que la jugada le ha salido mal. Pensaba que el colectivo pasaba de todo y que camparía a sus anchas, pero mira por donde le ha salido respondón, y tras dos años de machacar, las espaldas de los falleros se han quebrado de soportar tanto peso.

Y claro, ahora es muy fácil hacer mutis por el foro y dejar el “muerto” a su junta directiva. Y todo ello con la excusa del Congreso Fallero que no se sabe si es una jugada para llevarles al huerto o si lo que buscan es que se apruebe la separación del Consistorio. O voy a ir más allá, ¿buscan que no se haga el congreso?

Lo que no sé es si se han dado cuenta de que hay muchas más opciones que a buen seguro van a encontrar los falleros, porque son de sobra conocidos los dividendos que la fiesta genera y la cantidad de puestos de trabajo que crea. Pero ya no sólo eso, éste es un colectivo que aúna a más de 100.000 personas, además de los entornos que deben superar esa cifra, con lo que el resultado puede varias muchas cosas a la hora de votar en diferentes comicios.

Por otra parte, basándonos en que la fiesta la hacen los falleros, bien podría darse el caso que ante tanta traba, ante tanta imposición, ante tantas disculpas para pagar diferentes subvenciones, lo que a su vez repercute en los pagos a proveedores -esto lo apuntaba un presidente en la Asamblea-, llegue un momento en que los falleros decidan plantar palos en sus demarcaciones y gastarse el dinero en aquello en lo que el Maestro Mayor del Gremio de Artistas Falleros de Valencia apuntaba, acusando a los falleros en gastarse el dinero en Whisky, en la gala celebrada en el Hemiciclo.

Si un día se llegara a optar por esa medida, ya veríamos que podría ocurrir al dejar sin trabajo a tantas personas, qué epítetos llegarían a escucharse y quién asumiría esa responsabilidad. Porque Sr. Fuset, los falleros no son tontos y después del revés que viene usted de dar a los presidentes, nadie va a ir llamando a esa puerta que dice usted dejará abierta en adelante.

Con la fiesta de la Fallas no se juega.

Artículos relacionados