cendraPrimer misteri de dolor. La nit a l’hort de ma casa. Alucinante parece que se intente utilizar una mala parodia televisiva de una “fallera”, para la supuesta defensa de las Fallas y los falleros. ¿Pero dónde vamos a llegar? ¿Qué hacemos los falleros sino sátiras y parodias de todo aquello que se mueve? ¿O nuestras críticas son siempre limpias y educadas? ¿Puede llamarse faller@ alguien a quien le daña una mala parodia sobre nosotros mismos? Y ya para premio resulta que se intente utilizar este “episodio” para minar la imagen del adversario político, dando pábulo a tamaña fobia a la crítica y la sátira. Ora pro nobis.

Segon misteri de dolor. La auto-flagelació. Mira que somos torpes. Venga reclamar visibilidad hacia el exterior, allende las fronteras, tanto provinciales, como comunitarias o nacionales. Venga intentar alcanzar “cuotas de mercado” mediáticas. Venga intentar parecernos a Sanfermines, Tomatinas o Ferias de Abril en la cobertura informativa.  Y todo ello ¿para qué?, si se puede saber. Después el vecino de la puerta de al lado, la compañera de trabajo, el repartidor de pizzas o la dependienta del horno, no tienen ni la más mínima idea de quienes somos, qué hacemos y dónde estamos. Lo dicho, ¿para qué? ¿ Para qué queremos el “marketing”? ¿Para masificar la fiesta y cometer los mismos errores que han cometido las fiestas mencionadas? Ora pro nobis.

Tercer misteri de dolor. La corona d’espines. ¿De qué nos sirve que nos conozcan en Toronto, si cuando se convoca una rueda de prensa para anunciar una extraordinaria iniciativa cultural, fruto del trabajo diario de los falleros, no acude a ella ningún medio de comunicación de relevancia generalista (diarios, radios, televisiones, etc.) y la noticia es cubierta, únicamente, por un par de medios locales: esta revista (¡Bravo por ella!) y una página web-radio local minoritaria? ¡Vamos hombre!  Ora pro nobis.

Quart misteri de dolor. El faller carregant la creu. Mientras algunos siguen empeñados en demonizar la vuelta de una cadena de televisión autonómica propia, y encima se arrogan la calidad de substitutos “libres e independientes” (perdonen que pare para desternillarme…) de la información local, provincial y comunitaria. Hay que tener poca vergüenza. Son incapaces de informar de aquello que sucede y por el contrario se convierten en “opinadores” (falsos portavoces de mayorías imaginarias) y escaparates de aquello que les interesa “publicitar” para obtener rédito económico de su actividad. Siendo comprensible, no deja de ser detestable.  Ora pro nobis.

Cinqué misteri de dolor. La crucifixió. Tenemos lo que nos merecemos. Sea quien sea y venga de donde venga. Hay que acabar con esos “corrillos” de “super faller@s” que hacen gala de saberlo todo antes que los demás, de tener información privilegiada. Son una lacra. Son lo peor de las fallas. Lo sucedido con el boceto de la falla municipal no es más que una agresión a la imagen que se quiere dar de las fallas. ¿A alguien le extrañaría que la noticia saliese en primera plana de algún medio nacional, para ponernos de vuelta y media? Hacer circular una mala foto de un pre-boceto (o boceto que tanto da) y después hacerlo público solo es un ejercicio de deshonestidad y estulticia. No todo vale para perjudicar al que no piensa como uno mismo.  Ora pro nobis.

Artículos relacionados

Punxes Punxes
Les Punxes de la revista Cendra revista Cendra" >Les Punxes de la revista Cendra