PunxesSerá precís?

Antes de nada: algunos ya se habrán dado cuenta de aquello que algunos ya sabíamos: nuestro futuro… el de los falleros, no está en nuestras manos. Somos minoría. Serà precís?   

Eso sí, algunos han hecho los deberes mientras los demás andaban en el “juego de tronos” particular. Se han lanzado a la ocupación de las “plazas” avanzadas en las trincheras, que no se ganan con votos universales, sino con “sopars de germanor, palmadetes en l’esquena, abraçades amicals i rialles de complicitat”. Desde estas “plazas” tienen perfectamente controlado el campo de batalla para poder seguir, si fuese necesario para sus intereses, con el fuego a discreción, sea quien sea el “enemigo”. Piticlin-piticlin… ¿es el enemigo? Que se ponga. Serà precís?

¡Y venga con las mesas de diálogo! ¿A quién se le ocurre sentar al director de la factoría de Almusafes, con los “compradores” de esta marca de automóviles, para decirles que la solución a los problemas de la factoría, pasan por que estos compren más coches? De verdad, ¿a quién se le ocurre tamaño despropósito? ¿Entonces? ¿A quién se le ocure que está en las manos de las falleras/os solucionar la crisis de los artistas falleros? ¿Alguien cree que sí? Serà precís?  

Tendríamos que hacérnoslo mirar. Si, tendríamos que revisar esa costumbre que tenemos los falleros de premiar a quien nos cae “simpático” sin escarbar más allá, o a quien, sin caernos especialmente “simpático”, lo premiamos porque le sienta como una patada en el hígado al “enemigo”. Las injusticias y los descalabros que se cometen muchas veces hablan muy mal de nuestro criterio. Hay que tener mucho cuidado con los honores que otorgamos en nombre de las “fallas” y de los “falleros/as”. Serà precís?

¡MANDA HUEVOS! Si, así, con MAYÚSCULAS. Hay que tener poco criterio y un resentimiento maligno para tirar por tierra un comunicado de condena con apreciaciones finales del calado de : “Pedimos responsabilidad y rigor tanto a las fallas como a cualquier entidad que organice actividades en la calle en el cumplimiento de la normativa de contaminación acústica, especialmente cuando la afluencia de personas a estos eventos musicales sea mínima”. Como diría aquel: ¿Pero esto qué es? El derecho a “celebrar”, a “festejar”, a “compartir”, ¿va en relación al número de participantes? Açò será precís?

Si no vols caldo, dos tasses. “Todas las partes deben hacer un esfuerzo para compatibilizar el difícil equilibrio entre el derecho al ocio y al descanso”. ¿Perdón? ¿Todas las partes? Según esto, ¿el “difícil equilibrio” se produce entre los participantes y organizadores de una fiesta legal, abierta y colectiva, y un cafre armado que atenta dicha legalidad? De nuevo… ¿pero esto qué es?... Serà precís?

Y encima en el colmo de los despropósitos hay quien se atreve a titular “Las verbenas de San Juan disparan de nuevo la tensión entre residentes y falleros en Valencia” Juas, juas, juas… me parto y me mondo… Para nota. Menos mal que no le dieron en un ojo porque igual titulaban: “Los residentes no le quitan el ojo a los falleros” Firme candidato al I+G. Serà precís?

¡Ya está bien! Al paso que vamos no podremos salir a la calle, ni en silencio, si el vecino de enfrente se “molesta” con nuestra mera visión. Esperaremos sentados una disculpa pública de la Federación de Vecinos que nunca llegará. Que siga la ley de la selva. Y quien vaya a la mesa de diálogo, que les envíe de parte del Punyeter a… on brama la tonyina! Serà precís?

Estimats lectors demane perdó… m’he equivocat… i no tornarà a passar! O sí?

Artículos relacionados

Les Punxes de la revista Cendra revista Cendra" >Les Punxes de la revista Cendra
Punxes Punxes