PunxesDespertant els nostres cors, Valencia viu. Per la senda de les, flors ja ve l’estiu. Bueno, esto según Maximiliano Thous, porque hoy en día seguramente el verano vendrá por un carril bici. Sí, esos que, esperemos, no se conviertan en obstáculo para las fallas. ¿Habrá que recordar que las fallas llegaron primero y lo hicieron por iniciativa popular? ¿Para cuando se tendrán en cuenta los emplazamientos de las fallas en el ordenamiento urbanístico y de movilidad de esta ciudad? Ai, mare!

Creua el carrer la xicalla replegant els trastos pa la falla; i manté la tradició d’esta cançó… Que no digo que no, pero ¿de verdad es tan importante que se nombre a los presidentes infantiles a su llegada a la plaza de la Virgen durante la Ofrenda? ¿Lo próximo que será, la creación de un Instagram Ofrenda para que se compartan las fotos de los representantes de cada comisión? Vivimos, únicamente, de cara a la galería para que nos vean. Ai, mare!

¿Hi ha una estoreta velleta per a la falla de Sant Josep, del tio Pep…? Pues eso, ¿de verdad hay algo que quemar en esta fiesta?, que no sea al mensajero, claro. Ai, mare!

I van juntant lo que els veins els van donant per a buidar el porxe. No estaría mal, no señor. Sería una forma de integrar a los “vecinos no falleros”. Si les diésemos la oportunidad de colaborar, compartir y quemar con nosotros, igual dejaban de acotarnos espacios y tiempos como vienen haciendo. Ai, mare!

¿Hi ha una estoreta velleta per a la falla de Sant Josep?, que sí, que sí, que llegan las fallas y tendremos que quemar algo que nos sobre… ¿o no? Igual seguimos quemando “bonicors”. Ai, mare!

I amb una estella del muntó se du el compas de esta cançó. En les cares de la gent tot es content. Pues mira sí. Ahora subes la música, tiras un tro de bac, te comes un buñuelo, o un churro, hueles la polvora, vuelves a salir de jurado, te regalan el Libro Oficial, te dan una credencial para moverte y te invitan a los cientos de actos y premios “propagandísticos” organizados por otras tantas comisiones, y mira, ya estás contento. Eso sí, la impresión de que todo cambia para que todo siga igual no te la quita nadie. Ai, mare!

Xiqueta meua que del carrer eres l’ama per culpa teua tinc el cor encés en flama. Igual es una falsa impresión, pero esto de ser el “ama del carrer” dista mucho de la realidad. Continuan siendo las “amas de su casa” que cuando llegan estas fechas no pueden acudir a la caterva de actos programados, POR LA NOCHE, porque han de ocuparse de la “casa”. ¿O también vamos a culparlas de no estar “porque ellas no quieren”? Ai, mare!

No te separes del caliu del meu voler, reineta fallera, que si me deixes un ninot tindré que ser…Hombre, tanto, tanto, como separarse de los CALIU y otras hierbas no diría yo, pero si se convierten en “un reparto para los mios”, como ya son otros teledirigidos por “grupos de presión”, no es la mejor forma de potenciar unos premios. Lo pasado el año anterior ya digo que desengañó a muchos. Ai, mare!

¿Hi ha una estoreta velleta per a la falla de Sant Josep?, per a la falla del teu carrer. Xe! ¡Qué pesados estos de las fallas! Que ya lo sabemos, que se van a plantar “monumentos de cartón piedra” en la calle que luego se quemaran. Tampoco hay que darle mayor importancia. Pasa todos los años. Ai, mare!