Zarzoso plantea un disparo rítmico y contundente que ensordece la plaza en honor a la matriarca de la familia.

La imagen de Consuelo Lara Pérez, matriarca de la familia y fallecida a finales del pasado año, presidiría la puerta de la jaula. Su recuerdo sería el homenaje con un disparo marca de la casa. La traca valenciana volvería a la plaza después de unos días de ausencia para que Antonio Zarzoso ofreciera un disparo a la antigua usanza, a mano en sus retenciones iniciales y digital en las siguientes. Con el compás por bandera llegaría el trepidante final, rematado contundentemente en el cielo valenciano. La ovación del público no se hizo esperar, y desde el balcón, padre, hijo y nieta recordarían a Consuelo entre los aplausos de la plaza.

En la plaza la música sigue siendo protagonista, pero por el poco calado entre la gente hasta los dos temas finales. Del cacareado y acordado compromiso con los grupos y cantantes valencianos, nada de nada. Lo mismo de siempre, la ‘playlists’ al gusto de unos pocos, mientras otros, en listas negras...

Artículos relacionados

Duque de Gaeta triunfa en los concursos de maquetas y escenas de falla Duque de Gaeta triunfa en los concursos de maquetas y escenas de falla
La Junta Central Fallera celebró las Galas de la Cultura Junta Central Fallera celebró las Galas de la Cultura" >La Junta Central Fallera celebró las Galas de la Cultura