Las calles de Valencia vivieron ayer el regreso de las cruces de mayo. Tras un año de ausencia vuelven y lo hacen con el impulso de las comisiones falleras, como siempre muy presentes en el certamen.

41 cruces de mayo son las participantes en el concurso convocado por Lo Rat Penat en colaboración con el Ayuntamiento de Valencia. Las obras florales están realizadas por comisiones falleras, asociaciones culturales, comisiones festivas, parroquias, colegios y diversas entidades. Flores naturales y frescas, flores secas, plantas, piedras, juegos de agua y luz son algunos de los ingredientes habituales en estas creaciones.

La instalación de las cruces de mayo tiene su origen en la Edad Media cuando se empezó a conmemorar el hallazgo de la cruz de Jesucristo en el siglo IV por Santa Elena, madre del emperador Constantino, según fuentes del Archivo Diocesano de Religiosidad Popular. La fecha de la colocación de las tradicionales cruces de mayo no se corresponde, sin embargo, al día en el que el actual calendario litúrgico celebra ‘la fiesta de la Santa Cruz’, el 14 de septiembre, sino que mantiene la antigua dedicación del tres de mayo, cuando se celebraba la ‘fiesta de la Invención de la Cruz’.

Fotos: Redes sociales de las comisiones.

Artículos relacionados

Propuesta de programa de festejos para las Fallas 2021 Propuesta de programa de festejos para las Fallas 2021
Un Pleno de JCF con la mirada puesta en las Fallas de septiembre JCF con la mirada puesta en las Fallas de septiembre" >Un Pleno de JCF con la mirada puesta en las Fallas de septiembre