Este traje, confeccionado por la firma Amparo y Paz, luce una seda estrecha Santa Martina de Vives y Marí en color verde clorofila, con 16 colores combinados con arreglo al fondo. Se trata de una reproducción exacta de un espolín perteneciente a la colección de dibujos antiguos del archivo histórico de la firma. Uno de los detalles más importantes a destacar es su fondo geométrico, que imprime carácter al tejido.

Las puntillas son las mismas en el pañuelo y delantal, ambos de Artesanía Viana. El juego de pañuelo y delantal, de dibujo exclusivo, está bordado sobre una base de nipi de piña, con cadeneta manual en hilo de seda beige y ribeteado en metal oro antique. Lentejuelas de metal cosidas a mano y rematadas con puntillas de valencié y orilla viva rematada con dobladillo como se realizaba antiguamente.

El aderezo de Art Antic es una pieza de plata chapada en oro mate. Centro en nácar, y alrededor piedra gris de Swarovski con adornos de rodetes de perla de mostacilla.

Las peinetas son obra de Castillo Cinceladores, cinceladas a mano y exclusivas. Se trata de unas piezas con una cenefa muy labrada, el escudo de Valencia en el centro de la pieza y detalles florales en los laterales, bañadas en oro mate.

El ahuecador es el modelo Armonía de MA-VI-MAR, un Alçaor diseñado especialmente para ella, afirma Victoria Tejero. “Clara María ya era clienta nuestra antes de ser Fallera Mayor Infantil de Valencia y conocía nuestro Alçaor”, apunta Tejero. Este modelo está personalizado con su nombre bordado en la cinturilla, y lleva un sistema nuevo de cierre patentado, con elásticos en las caderas. “Se trata de un Alçaor muy elaborado, con más entredoses y puntillas, al igual que la chambra”, concluye.