Realce Alta Posticería sigue marcando el camino en el mundo de la posticería tradicional, la cual, además, ha recibido este año una noticia esperada desde hace tiempo. Y es que por fin este oficio pasaba a ser considerado como artesano por la Generalitat Valenciana; un reconocimiento que pone en valor toda la artesanía realizada en la confección de moños y postizos.

“El mayor patrimonio que tiene Realce son nuestras clientas. Ellas han elegido lucir nuestra posticería por alguna razón. Que, por ejemplo, en la campaña 2019-2020 realizáramos más de 10.000 trabajos de posticería tradicional, nos llena de orgullo y nos da fuerza para seguir trabajando. Llegar a tantas falleras es muy complicado como empresa, ya que el trabajo artesanal se realiza en exclusividad para cada clienta, pero gracias a nuestro equipo formado por una docena de artesanos es posible realizarlo”. Así se expresan Juan Antonio Remedios y Loli Montero, responsables de la firma.

El estudio constante de la posticería tradicional, unido a las nuevas técnicas de peinado hacen que Realce esté siempre en continua evolución. “Llegar a tantas falleras nos permite entender qué problemas se puede encontrar cada una con el paso del tiempo. En su día conseguimos confeccionar un modelo de moño que gustó por su comodidad, durabilidad y diseño. Pensamos que marcó un antes y un después en la posticería tradicional, y hasta hoy sigue siendo el modelo que seguir; no sólo por nosotros, sino por otros compañeros del sector”.

El cuidado packaging, que incluye indicaciones de almacenamiento y conservación de los moños, convenios de colaboración y cursos de peinado, cambios de color gratis para las mallas, en las que se usa cordón de algodón, y la personalización del moño para cada clienta son rasgos de identidad de una firma cuyos trabajos llegan a todos los rincones de la Comunidad Valenciana. “Tenemos el orgullo de estar presentes a través de nuestro trabajo en la práctica totalidad de la geografía festiva valenciana”, afirman. Y no sólo eso, ya que otras fiestas de España utilizan la posticería de la empresa.

Asimismo, para Realce supone un enorme orgullo el hecho de que las Falleras Mayores de Valencia y sus cortes de honor luzcan la posticería artesanal de Realce vistiendo las galas de valenciana, algo que de alguna forma premia su labor y esfuerzo en pos de las Fallas.

“La posticería tradicional de Realce surgió hace casi 50 años, pero no miramos al pasado, miramos al futuro para estar a la vanguardia de todas las nuevas técnicas de producción y de mercado. Por ejemplo, abrimos en su día un apartado en nuestra tienda online donde las clientas pueden consultar nuestros productos, colores, tamaños y precios”, concluyen.

 

 

 

Artículos relacionados

Santet Artesanía estrena nuevo catálogo Santet Artesanía estrena nuevo catálogo" >Santet Artesanía estrena nuevo catálogo
Eugenia Puertes, raíces y tradición Eugenia Puertes, raíces y tradición" >Eugenia Puertes, raíces y tradición