Un punto de encuentro para los amantes de la indumentaria. Así es Nines de Cotó, el proyecto personal de Hortensia Santiago Martínez que en Mislata estableció una forma de entender y querer la indumentaria valenciana.

Hortensia nos cuenta que en Nines de Cotó llevan adelante sus creaciones “escuchando y entendiendo los gustos y necesidades de cada cliente, diseñando con mimo y detalle desde cero los tejidos, manteletas y cada exquisita pieza que pueda requerir cada traje, consiguiendo así un conjunto armónico, elegante y único”.

La firma se caracteriza por cuidar al máximo los detalles con finura y perfecta confección, ofreciendo a sus clientes todo tipo de soluciones, pudiendo encontrar todo lo necesario para vestirse de valenciana, “desde la peineta hasta el pompón”, como nos señala Hortensia.

Alejandra Martínez Santiago, fallera mayor infantil 2022 de la comisión Calabazas-En Gall, luce una seda estrecha de nombre San Francisco, tejido en el que se eligieron todas las tonalidades de las flores, utilizando las preferidas de la niña, pero de forma armónica y luminosa, aportando así mucha luz sobre el fondo del tejido. Alejandra estaba ilusionada con la creación pieza a pieza y disfrutó durante todo el proceso de selección de materiales, colores y texturas.

Para hacer el tejido más especial se optó por dos metales, el oro y la plata combinado en pequeñas pinceladas, eliminándolo del rameado principal y sustituyéndolo por hilo de seda beige toffee. Las manteletas de seda oscura bordadas a cadeneta y lentejuela oro juegan al tono con la puntilla del farol. Y para la orfebrería se creó un aderezo de balcón que finaliza en racimo.

Cristina Bosch González, fallera mayor 2023 de la comisión de la falla Lepanto-Don Juan de Austria, luce un traje del S. XVIII con jubón de seda roja. Del diseño del jubón eligió una pieza muy especial y compleja, con cierre lateral y envarado visto a los costados y espalda, pero interno en su frontal.

El tono del fondo era el preferido de Cristina y se le aconsejó un dibujo asimétrico, eligiendo el modelo Victoria. La selección de colores de las flores se realizó uno a uno y se acompañó de metal oro para hacer juego con la randa roja de su falda de seda beige.

Para las manteletas, Cristina se enamoró del dibujo que lleva. Se confeccionaron para ella en oro viejo, pues resaltaban más el metal sobre el fondo del guardapiés. Y como tejido de las manteletas, el idóneo era el tul de algodón, y así mantener la armonía de importancia en todas las piezas.

 

 

 

Artículos relacionados

El nácar, materia prima en Santet Artesanía Santet Artesanía" >El nácar, materia prima en Santet Artesanía
Realce, posticería oficial para las Falleras Mayores de Valencia Realce, posticería oficial para las Falleras Mayores de Valencia" >Realce, posticería oficial para las Falleras Mayores de Valencia